El uno a uno de Palestino frente a los venezolanos

Pocos elementos árabes se pueden rescatar en un bajo partido general. Darío Melo, Benjamín Vidal, Agustín Farías y el debut como profesional de Nicolás Astete fueron los más destacados.

Darío Melo: pese a tener 22 años, mostró liderazgo en su área: gritó y ordenó, cosa que siempre se le pide a un buen portero. Le marcaron un tanto, pero poco y nada tuvo que hacer. Bien el meta de Palestino.

Roberto Cereceda: bajo partido del “Eléctrico”. Cada vez que tenía la posibilidad de realizar un buen centro, desaprovechada la oportunidad. Por el sector izquierdo se vio sobrepasado y subió poco al ataque tricolor.

Benjamín Vidal: el más ordenado de los 4 de abajo. Si Luna subía, él se quedaba como libero. Atento en los cruces y muy bien en los cabezazos ofensivos, de hecho, a los 50 tuvo la oportunidad de abrir el marcador tras un córner de Leo Valencia.

Ezequiel Luna: mal partido del argentino. Poco prolijo en los cruces, apurado en las jugadas, errático en algunos pases y arriesgaba mucho en el ataque, ya que cuando él subía, dejaba expuesta la defensa del “tino tino”.

Esteban Carvajal: correcto partido del canterano árabe. Encarador con intenciones de producir daño en el ataque, colaborador al momento de estar siempre esperando una devolución de sus compañeros.

Franco Mazurek: empeñoso, pero comilón. Intentó generar juego, pero la tenencia del balón lo perjudicaba. Se entendió bien con Carvajal por el sector derecho, pero no hicieron el daño suficiente al momento de lanzar centros buenos.

Agustín Farías: el patrón del mediocampo. El argentino y capitán del equipo es el que puso garra cuando sus compañeros no estaban en la misma sintonía que él. Aguerrido y colaboró en el quite de balones.

Fabián Carmona: uno de los pocos que anduvo bien. Generó jugadas, dio pases correctos y tenía motivación en poder marcar algún gol, cosa que no tuvo la gran parte de sus compañeros en el terreno de juego.

Leonardo Valencia: se notó por qué estaba cortado. Muy mal partido del ex Universidad de Chile. Pocas ideas futbolísticas, escaso fútbol, malas entregas y desmotivación, fueron los conceptos que se le puede dar al 10 de Palestino.

Mauro Caballero: poco y nada se vio, salvo algunos pivoteos para generar alguna jugada. No tuvo ninguna jugada de gol, ni tampoco se generó alguna. Muy mal partido del “refuerzo” del conjunto árabe.

Renato César: lo mismo que su compañero en delantera. Bajísimo partido del “refuerzo”. Desordenado, sin claridad al momento de entregar pases y sin gol, que es lo que se le pide a los delanteros.

Jonathan Cisternas: Entró en reemplazo de Fabián Carmona y no hizo mucho para alimentar el equipo en el ataque.

Diego Torres: “El cantante” paso desapercibido en el juego árabe. Entró por Renato Cesar y su juego no fue gravitante.

Nicolás Astete: lo más llamativo del partido para Palestino. El refuerzo proveniente de Deportes Recoleta (recién ascendido a Segunda División), pasó de canchas de barrios a una competencia internacional. Se le vio algo tímido, pero con cualidades. Lamentablemente podrá jugar solo lo que dure Palestino en Copa Sudamericana. Tiene pasta para el fútbol el 28 árabe.