Colo-Colo le deja en bandeja el título a Universidad de Chile

Con un pésimo segundo tiempo y bajo rendimiento de las variantes, el cuadro de Pablo Guede lo pagó caro. Ahora no depende de sí mismo para ser campeón.

Deportes Antofagasta no fue la piñata de la fiesta, como muchos vaticinaron esta semana. No fue a esperar atrás a Colo-Colo, aprovechó la merma en la parte física de los albos y se llevó un empate inesperado, que se celebró con todo en Rancagua. El silencio en el Monumental fue de terror. Para algunos, es la señal que el campeonato se escapó de las manos.

Hasta el minuto 30, se pensaba que Colo-Colo iba a arrasar con todo a su paso. A los 6′, un remate de Jaime Valdés pegó en el lateral de la red y era el primer aviso. Se veía un equipo que cumpliría con su responsabilidad, más allá de lo que sucediera con la “U” en la Sexta región.

Un rato después, Octavio Rivero queda mano a mano con Juan Manuel García y falla el picotón. Se va por un costado. Era cuestión de tiempo para el delantero uruguayo.

Corrían los 19′ de la primera parte y Rivero se saca la marca para rematar cruzado, pero ahí estuvo firme el portero del CDA. Luego desvía Ramón Fernández en el rebote.

Luego vino el turno de Esteban Paredes. El capitán albo definía en el aire con un toque al segundo palo, pero vuela García para evitar la apertura del marcador y enviarla al corner.

Hasta que cayó el 1-0: gran jugada de Jaime “Pajarito” Valdés”, quien penetró el área rival, generó espacios y asistió a Octavio Rivero, quien metió la derecha hacia un rincón imposible para Juan Manuel García. En ese momento la “U” seguía sin goles frente a O’Higgins, así que bastaba con un tanto de los celestes para armar la fiesta.

No fue así. Justo antes de un tiro libre de Hugo Droguett que pasó muy cerca del arco, Gustavo Lorenzetti anotaba el 0-1 para los azules (32′). Se comenzaban a sentir los primeros murmullos en el Monumental. Volvían los fantasmas del encuentro frente a Botafogo por Copa Libertadores.

De forma inexplicable, Colo-Colo no liquidó el encuentro. Pasaron los minutos y el equipo no encontraba respuestas. Su creador, Jaime Valdés, ya estaba muy cansado e igual permaneció en cancha. Guede saca a Octavio Rivero para que ingrese Iván Morales, quien no se vio en el terreno de juego. Tampoco lo hizo Brayan Véjar (ingresó por Ramón Fernández). Estuvo errático a la hora de atacar.

Por otra parte, Antofagasta comenzó a perder el miedo. la inclusión de Bryan Carvallo le dio mucha movilidad al mediocampo, sumado al tremendo aporte de Gonzalo Villagra y Hugo Droguett. Una muy clara para los “Pumas” fue a los 75, cuando un cabezazo de Muriel Orlando encontró la resistencia de Álvaro Salazar. Era un aviso para lo que estaba por venir.

Vino un corner que parecía inofensivo, pero la mala salida de Salazar ayudó en buena parte a que Gonzalo Villagra la empuje para el 1-1, que fue el resultado final. Mientras tanto, en Rancagua ya ganaba Universidad de Chile por 0-3 y así se lo hacía saber Ángel Guillermo Hoyos a sus pupilos. Ahora pasan a tener la primera opción para ser campeones.

La próxima semana vendrá otra jornada en simultáneo. Colo-Colo deberá viajar a El Salvador (o Calama) para enfrentar a un descendido Cobresal. mientras que el “Romántico viajero” recibirá a San Luis de Quillota en el Estadio Nacional. Será este sábado a las 3 de la tarde.

La cara de Julio Barroso en la imagen lo dice todo. Los 38.990 espectadores albos se fueron en silencio y con algunas rechiflas. En cambio, los 6 hinchas visitantes que estaban en Rapa Nui regresaron felices y con un importante orgullo: no fueron comparsas.

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl