lunes, diciembre 09, 2019

La opinión del equipo que representa a la ciudad de Los Ángeles, por Jano Nahuel (@janonahuel).

Había un ambiente especial para el partido que enfrentaba en Los Ángeles a azulgranas y piducanos. Al afán de triunfo que caracteriza a estos dos equipos siempre ávidos de victorias, se agregaron -lamentablemente- un par de hechos extrafutbolísticos que afectaron en la semana al cuadro iberiano, lo que hacía presagiar que no sería fácil para los 11 guerreros de Nelson Soto saltar al pasto del Municipal el sábado por la tarde.

Así es, tal como lo vivimos días pasados, el problema principal radica en un reclamo formal realizado por siete clubes de la división al directorio de la ANFP, donde exigen el descenso por vías administrativas del equipo del Bio-Bio. Los argumentos, el no pago de la deuda contraída cuando la azulgrana subió de categoría.

Por su parte, la dirigencia iberiana asegura tener todo pagado y documentado, e incluso invitó a revisar los pagos realizados, demostrando seriedad en el plano administrativo. En fin, esto solo se resolverá en el próximo consejo cuando se vean las caras los presidentes de los equipos en cuestión.

Ahora bien, ¡no nos engañemos, amigos futboleros! Se veía venir, pues éste es uno de los tantos “manotazos de ahogado” que dan los equipos cuando ven que el descenso se hace inminente y si no pueden lograrlo en cancha, lo intentarán conseguir con deleznables artilugios por secretaria. Todos los años pasa lo mismo.

Horrible, si hasta los mismos hinchas de dichos clubes han reprochado el accionar de sus dirigentes, argumentando que deben salvarse jugando en la cancha y no buscando mañas legales.

Para colmo -como lo habíamos advertido en la nota anterior-, el evento Puro Chile dejó en paupérrimas condiciones la cancha del Municipal. Incluso se temió por la suspensión del encuentro, con las consecuencias que aquello tiene.

Bueno, hablemos de fútbol y del bueno. Porque cuando hablamos de Iberia y Rangers, el espectáculo está garantizado. Dos equipos que proponen siempre, que salen a buscar el partido en cualquier cancha y que no se conforman con cuentas mínimas.

El gran trabajo que se está realizando en los entrenamientos y el concepto de “equipo” que ha mostrado el cuadro angelino en este campeonato, hicieron que se inclinara la balanza a favor de los azulgrana, protagonizando las mayores acciones de riesgo en el arco de Cacace y liquidando en los momentos justos de partido.

La apertura del marcador corrió por cuenta de la “joven realidad” azulgrana, Joaquín Aguilera, quien en su incansable correteo a los centrales, provocó el error de la zaga rangerina y aprovechó de marcar su segundo tanto consecutivo en el torneo.

Luego, ya bien entrado el segundo tiempo y cuando los rojinegros se abalanzaron con todo para buscar el empate, Oscar “El Negro” Salinas agarró la redonda, se enfrentó a rivales y la pésima cancha para despacharse uno de los mejores goles de la fecha. No conforme con ello, dos minutos más tarde, el Negro marcó su doblete y selló el triunfo iberiano ante la algarabía de los casi 1400 espectadores que llegaron al Municipal.

Cabe destacar también la silenciosa labor de Mauro Aguirre, su paciencia para adaptarse y el esfuerzo en su trabajo. Cuánta entrega tiene el “Chuky”, un verdadero refuerzo que se ha ganado el cariño de la Banda Azulgrana y de la galería en general por el corazón que pone en cada partido.

Es un triunfo que ratifica el gran momento que vive Deportes Iberia, fruto de un trabajo serio, profesional y de mucha entrega y cariño que ponen cada uno de los jugadores y cuerpo técnico, dejando afuera de la cancha lo que no corresponde a ella y mentalizados siempre en seguir escalando, en mejorar cada día y no apagar nunca la sed de victorias. Seguimos peleando, seguimos soñando, paso a paso, a puro Iberia.

 

Foto: enlineamaule.cl