Columna azulgrana: Empate en el puerto

En El Camarín

La opinión del equipo que representa a la ciudad de Los Ángeles, por Jano Nahuel (@janonahuel).

Que meritorio lo hecho por la azulgrana querida este fin de semana amigos!

Visitar el Sánchez Rumoroso y salir sumando no es tarea fácil, menos cuando el local se está jugando la permanencia en la división, saltando al pasto con un solo lema en cada partido y haciendo honor a su apodo Pirata, matar o morir.

El equipo aurinegro llegaba a este encuentro como colista absoluto y con la firme convicción de que cada partido por delante es una final. Así se lo han hecho ver los fieles hinchas piratas y así se lo han juramentado los jugadores, pues no hay otra tarea más en mente que dejar al equipo en la división aún cuando el “fantasma de la C” se les aparece en cada rincón. Pero al frente tenía al solidísimo Iberia de Los Ángeles, que armado de coraje salía a demostrar porque tiene un invicto de hace 7 fechas y uno de los arcos menos batidos de la división.

Una caravana de más de 200 automóviles precedió al partido, la expectativa coquimbana era alta y la fe movía a los hinchas al estadio seguros de triunfo que les hiciera descontar puntos con respecto a Barnechea.

Los locales querían hacer sentir la presión desde la galería a un equipo azulgrana, que en silencio ha tomado protagonismo en esta segunda etapa. Pero el rugir de los casi tres mil quinientos espectadores no intimidó al equipo angelino, que se mantuvo siempre ordenado y comprometido en todas sus líneas, avisando desde el principio con una bolea del Chuqui Aguirre que la azulgrana no sale a refugiarse de visita y que para ganar el partido había que poner algo más sobre la cancha.

El amor propio de los Piratas tomaba el control del partido buscando por todos lo frentes abrir el cerrojo iberiano. Pero una y otra vez chocaron con la muralla defensiva liderada por el enorme Diego Martín Guidi, que con su experiencia e impresionante despliegue físico  impregnó a los del Bio Bio con fiereza defensiva evitando los embates corsarios y dejando el arco del notable Franco Cabrera nuevamente en cero.

No es menor destacar el trabajo en defensa que realiza el cuadro de Nelson Soto, pues en lo que va de la segunda rueda del torneo solo ha recibido 3 goles en su puerta, dando cuenta no solo de la solidez de la línea de tres compuesta por el ya mencionado Guidi, y los consolidados Fabián Torres y Emerson Ayala, quienes conocen su juego de memoria. Sino también al gran compromiso colectivo que pone absolutamente todo el equipo, corriendo cada pelota, haciendo relevos y marcando en todos los sectores de la cancha.

Un punto ganado sin duda alguna, pues no era trabajo fácil hacer frente al desespero de un ahogado y aguantar la presión de una hinchada local que con gritos y petardos intento revertir lo que en cancha su equipo no lograba, superar a un Iberia sencillamente inquebrantable y que, si bien no hizo el mejor partido del campeonato, se las arregló para quitarle un punto a los afligidos piratas.

La fecha fue favorable para Iberia, seguimos posiciones de liguilla y nadie nos puede negar el sueño del ascenso a primera.  El próximo fin de semana recibiremos un rival de esos con los que viejas rencillas le han transformado en “un clásico”. Un Curico Unido envalentonado por sendas goleadas propinadas a nuestros coterráneos regionales y que sueña con alcanzar al puntero. Esperemos cortar su racha con un estadio lleno, con carnaval de colores azulgranas y con la alegría exquisita que nos provoca “el equipo lindo”.

Vamos Iberia, siempre por más.

Foto: Cdiberia.cl

Next Post

Columna: La Tragedia de un talentoso

En la opinión de Rodrigo Molina Post Views: 110