lunes, septiembre 21, 2020

Por no cumplir con obligaciones contractuales durante tres meses seguidos, el cuadro de la Cuarta región volvería a Tercera División.

La situación actual de Deportes Ovalle es muy precaria. Sin sueldos al día y con solo 15 jugadores en la última plantilla, se trajo un épico triunfo desde Linares por 1-2, lo que le permite tomar aire en la Liguilla del Descenso. Quedó a 9 puntos del último que caería a Tercera, Colchagua CD.

Sin embargo, el enorme esfuerzo de jugadores y cuerpo técnico contrasta con la dirigencia ovallina, que tiene al plantel en un estado que viola cualquier ley laboral. De acuerdo al portal Pasión Verde, Ovalle está sentenciado a caer a la Tercera División por una resolución de la Primera Sala del Tribunal de Disciplina.

La razón que implica esta sanción es un atraso en cotizaciones previsionales por tres meses consecutivos. Es un duro castigo aplicado por la Primera Sala y debe ratificarlo la Segunda Sala. El club aún está en condiciones de apelar, y para esto tiene cinco días.

Este posible descenso podría cambiar el panorama de los equipos que están en la cornisa, ya que en Segunda División se reduciría a dos equipos que perderían la categoría en cancha. Hoy en día, Colchagua, Lota Schwager y Linares están en esa zona roja.

 

Foto: Facebook Pasión Verde