lunes, octubre 14, 2019

En su mejor momento, cuando aún era juvenil, fue tasado en 18 millones de dólares por el Valencia de España. Hoy sigue en Europa, pero se quedó en Dinamarca, su segunda patria.

Esta nota surge a propósito de una noticia publicada por el diario La Estrella de Valparaíso, donde se supo que un joven chileno, oriundo de Villa Alemana, entrenará con las divisiones inferiores del Bayern Munich por una semana. Con 15 años, hay una enorme similitud con el caso de Danilo Arrieta, quien también proviene de la ciudad de la eterna juventud.

Comenzó desde muy pequeño, en la escuela de fútbol de Elías Figueroa, hasta que sus padres se trasladaron a Europa en busca de un mejor futuro.

Su historia con Dinamarca comenzó desde muy temprano. Hizo las divisiones inferiores en el Lystrup IF y allí se ganó el mote de «Laudrup chileno», debido a que mostraba una técnica muy parecida al danés Michael Laudrup, para muchos considerado el jugador más talentoso que dio aquel país. De allí pasó a jugar al Aarhus GF, uno de los equipos más tradicionales de esa zona.

El padre de Arrieta, al ver que su hijo tenía habilidades fuera de lo común, decidió mandar un video a los dirigentes del Valencia CF, y a los dos días lo llamaron. Aunque al principio hubo una traba por no considerar al papá para tener una casa y lugar de trabajo, finalmente se llegó a un acuerdo y por una cifra millonaria a futuro: 18 millones de dólares pasó a costar su pase.

Aunque hubo interés de clubes holandeses de primera línea e incluso Manchester United, la familia de Arrieta no lo pensó dos veces. En ese momento, Valencia estaba en la élite del fútbol mundial. Ganaba ligas a nivel local y estuvo dos veces en la final de Champions League.

Desde Chile, es lógico que un talento así no se podía perder, por lo que César Vaccia intentó convocarlo para la Sub-17 en 2002. Sin embargo, problemas con el club dueño de su pase, además de su corta edad (apenas tenía 15 años) echaron por la borda la opción de jugar por la «Roja». Finalmente Arrieta es convocado por la selección danesa y lo hizo en todas sus divisiones inferiores. Nunca fue llamado a la adulta.

Se definía a sí mismo como «técnico, rápido, soy bueno para anotar goles y también hago jugar a mis compañeros», de acuerdo a sus dichos en el diario La Cuarta.  Sin embargo, la experiencia en Valencia no llegó al profesionalismo. Volvió a Dinamarca, al Aarhus, donde comenzó su carrera como adulto el 2004. Luego regresó a España, pero al CD Eldense, recién ascendido a la Segunda División B en ese momento (2006). Otra vez tomó sus maletas y volvió a Dinamarca, donde fue contratado por el Vejle Boldklub (2008). El 2009 fue a préstamo a Hobro IK, 2010 a 2014 estuvo defendiendo al Viborg FF y este 2016 se lo encuentra en el Lyngby BK de la Superliga danesa.

De acuerdo a un reporte del medio bold.dk, Danilo Arrieta tuvo un «trabajo fino» para generar juego a los delanteros, Mikkel Rygaard y Frederik Gytkjær. Fue este último quien marcó un doblete para el triunfo de Lyngby como visitante ante Vendsyssel, con un público controlado de 1.120 espectadores el 17 de marzo del presente año.

Esa es la actualidad de Danilo Arrieta, un jugador de 29 años que prometió mucho, pero al menos su carrera profesional ha sido constante, con algunos altibajos. Si bien es uno más de los compatriotas que militan en el extranjero, su traspaso al Valencia quedó como una sorprendente anécdota para los futboleros chilenos.