viernes, septiembre 18, 2020

La opinión del hincha acerero, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal).

Lo acontecido en los últimos partidos de Huachipato es digno de reflexionar. Principalmente por los puntos que hemos regalado en este torneo y de lo mucho que nos cuesta ganar. Si bien solo hemos perdido 2 partidos, el equipo ha empatado mucho y en un par de ocasiones hemos regalado puntos, como aconteció en el cotejo frente a San Luis de Quillota.

Por lo tanto, hay una responsabilidad mayúscula de jugadores y cuerpo técnico frente a está exigua cantidad de victorias (3 en 11 partidos). Nuestro entrenador no ha dado con la tecla respecto de una oncena tipo del “Campeón del sur” que los hinchas nos aprendamos de memoria. Se puede deducir que hay un exceso de experimentos en el laboratorio acerero, los cuales no han dado resultado.

Si bien los refuerzos, Parot y Huerta, han rendido en sus puestos, el cuadro acerero como conjunto ha involucionado en lo defensivo y ese desajuste es algo que no ha podido solucionar Miguel Ponce. Ya sea con línea de 3 o 4, Huachipato se ve feble en defensa, por lo que urge un ajuste rápido en este aspecto, ya que se han perdido muchas unidades por el mal funcionamiento en defensa.

Da para pensar que, frente a equipos de mayor inversión, se han realizado muy buenos partidos. Sin embargo, todo se echa a perder con los puntos perdidos a manos de equipos inferiores o a nuestra altura. Por lo visto, este campeonato estaba para pelearlo, en vista del nivel exhibido por los demás conjuntos. Ahora debe ser una obligación sacar la mayor cantidad de puntos en estos 4 partidos que restan para así entrar a la liguilla por un cupo en la Sudamericana.

Por otra parte, cabe destacar el buen nivel exhibido en este campeonato por Luciano Vázquez, a quien se le nota más a tono físicamente y el ya rutinario buen andar de Núñez y Otero. El jugador venezolano puede ser una muy buena fuente de Ingresos para Huachipato FC, pensando en una venta a futuro. Sus buenas actuaciones en la liga local y eliminatorias lo avalan. Ojalá que los acereros lo podamos disfrutar al menos un torneo más.

Ahora toca ir a El Salvador -terreno inhóspito para los choreros-, en donde hay que intentar sacar puntos sí o sí para asegurar cuanto antes la permanencia en Primera y dar un gran paso hacia la liguilla. ¡Adelante, a triunfar!