martes, septiembre 22, 2020

La opinión del hincha azulgrana, por Jano Nahuel (@janonahuel).

El aguacero y los granizos sobre el Nelson Oyarzún no fueron impedimento para que los hinchas azulgranas alentaran al “equipo lindo” en la galería. Había mucha expectativa por el partido por parte de la parcialidad iberiana y por eso muchos se trasladaron en buses, furgones y autos hasta Chillán acompañando a nuestra escuadra y, sobre todo, haciendo sentir el apoyo con cada grito.

Los chillanejos venían a los tumbos en las últimas fechas y veían en este encuentro su forma de redimirse. Sin embargo, en frente tenían al aguerrido equipo angelino -que vistió de vistoso celeste alternativo- y se plantó con mucho ímpetu sobre la cancha, argumentando además con buen fútbol que no era una tarea fácil doblegarles.

Las acciones eran controladas por la azulgrana desde un inicio, metiendo mucha presión en medio campo y bregando una y otra vez contra el pórtico defendido por Morandi, quien ayudado del travesaño, terminaría transformándose en figura manteniendo el cero.

Gran partido de los de Nelson Soto, empate mezquino por el trabajo realizado, un cero injusto para los azulgranas que, a pesar del estado de la cancha, siempre estuvo más cerca de marcar que los del Ñuble. Finalmente, los “Diablos Rojos” terminarían pidiendo la hora reconociendo la superioridad de Iberia en el compromiso, con el desespero propio de querer sumar un punto y no perder terreno en el campeonato.

Iberia terminó lamentando el empate, pues pelearon contra la lluvia, la cancha y el pésimo arbitraje para llevarse los 3 puntos a Los Ángeles. El sabor amargo del equipo y de los mismos hinchas ante estos puntos enredados nos habla del cambio de chip en las huestes azulgranas: mentalidad ganadora y temeraria, certeza de salir a buscar el triunfo en cualquier cancha y que los rivales son ganables, que están hechos de lo mismo que nosotros, solo que no han sufrido el rigor que nos ha marcado y agigantado por siempre.

Un nuevo empate, la tónica de nuestro equipo este torneo. Triunfo de local, empate de visita. Lo importante es sumar para conseguir el objetivo final y eso se está haciendo.

Recta final del campeonato y es obligación sumar de visita. La liguilla está a un paso de conseguirse y mirando los posibles rivales a enfrentar en ésta, creo sinceramente que tenemos posibilidades de pelear. Al menos ese debería ser el pensamiento de los hinchas angelinos, una idea positiva del destino, una esperanza alcanzable dado el trabajo profesional y comprometido de este plantel. La convicción es la llave para abrir esa puerta a cosas grandes y este equipo nos ha acostumbrado a no atemorizarse de los desafíos mayores, y que cuando se propone un objetivo, deja el alma batallando por conseguirle.

Nueva fecha e Iberia visita a Santiago Morning en Maipú. Invitamos a todos los amigos de la capital y alrededores, a todos los angelinos avenidos a la Región Metropolitana, incluso a aquellos simpatizantes del equipo, a sumarse en este encuentro para apoyar al “equipo lindo”. En Santiago tenemos una gran hinchada, una familia que alienta y transforma en localía cada paso de la azulgrana por la ciudad, los necesitamos a todos para aportar empujando este carro en el que hemos sacrificado tanto y que nos llena de alegrías.

Somos más, somos la azulgrana de Chile. Somos Iberia representando el Bio-Bio.

 

Foto: daleiberia.cl