jueves, septiembre 24, 2020

La opinión del hincha aurinegro, por Víctor Rojas Ayala (@vichorojas).

Muchas veces dicen que no hay que mirar solo su ombligo, sino que también hay que preocuparse del resto, del entorno, de quienes los rodean. Pero ahora no, y en Coquimbo Unido lo saben. A pesar de la derrota ante Curicó y el triunfo de Barnechea en Viña del Mar ante Everton, el elenco aurinegro sigue dependiendo de sí mismo para mantenerse en la categoría.

Es cierto que el golpe fue duro, pero no por ello va a decaer el ánimo ni las ganas por seguir sumando triunfos. Esos mismos que eran tan escasos hace unas semanas, este sábado deben volver, ya que no hay otra manera de seguir con vida, al menos para no depender de otros resultados. Lo importante es enfocarse en lo netamente coquimbano, nada más.

Magallanes juega por el mero honor, ya que no tiene opción de liguilla. Eso transforma a los carabeleros en impredecibles. Por ello, el compromiso en San Bernardo se torna una legítima final del mundo. Primero pensemos en eso, después nos imaginamos lo demás.

Puede que vuelva desde la partida Leonardo Monje, así como también Francisco Arrué. Hay dudas por las bandas, y si es que saldría del once titular el argentino Guillermo Suárez. Ya veremos qué sucede. Lo que sí, todos tienen plena conciencia de que es el partido de sus vidas. No hay otra opción: la consigna es ganar o ganar, aunque suene cliché.

Insisto, solo depende de COQUIMBO UNIDO. De nadie más. La noble, fiel e incondicional hinchada porteña ya prepara el desembarco en la capital, con buses gestionados a menor precio por el mismo club. Otros irán con financiamiento de particulares, vehículos de la misma índole, y hasta algunos pymes que se pusieron con los buses solo cobrando las entradas que ellos mismos compraron, y de esa manera asegurar a los viajeros que apoyarán al aurinegro.

POR ELLOS, MUCHACHOS, GANEN. Por todos quienes estaremos, por los que no podrán y quieren estar. Por los que ya no están y por los que vendrán. Volvamos con el botín completo, pues solo depende de COQUIMBO. ¡EL TESORO DEBE SER DEL PIRATA!

 

Foto: anfp.cl