martes, septiembre 22, 2020

A pesar de las enormes muestras de pasión por parte de sus hinchas, la decisión estaba tomada debido a malos manejos dirigenciales durante muchos años.

Finalmente se dio lo que se preveía antes de la votación. Una amplia mayoría de sufragios emitidos por los representantes de los clubes de Primera División y Primera B sentenciaron a Deportes Concepción a ser desafiliados de la ANFP.

Solo tres votos intentaron salvar al «León de Collao»: los de Cobreloa, Santiago Morning y el propio Concepción. Cuatro clubes se abstuvieron: Colo-Colo, Universidad de Chile, San Marcos de Arica y Barnechea. Todos los demás estuvieron de acuerdo en expulsar al club del fútbol profesional.

La desazón en los hinchas lilas, sobre todo quienes estuvieron fuera de la sede de Quilín, era evidente. Mucha impotencia, que se reflejó en piedrazos a la sede y algunos detenidos, fue la reacción a una noticia que duele, no sólo en el hincha penquista. Es una decisión que conmociona al fútbol chileno, al fanático que paga por su entrada y sigue a su equipo a todos lados.

Lo que queda para Deportes Concepción es comenzar desde cero, con otro nombre, en Tercera División B. Además, deberá presentar un cuaderno de cargos, lo que será calificado por otra asociación. Habrá que esperar la respuesta de ANFA en cuanto a su incorporación.

Por lo pronto, Iberia -que votó a favor de la desafiliación- ocupará el lugar del cuadro lila en la Liguilla de Ascenso y enfrentará a Curicó.  La otra llave también se modifica: Puerto Montt vs Rangers.

 

Foto: Juan Carlos Lyner, El Mercurio