sábado, septiembre 19, 2020

La desafiliación del cuadro lila es solo una parte de los problemas que ha vivido el cuadro penquista. Esta vez afecta a los funcionarios del club.

Un total de 5.080 espectadores pagaron su entrada para ver la goleada de Deportes Concepción por 4-0 a Deportes La Serena, en lo que fue el último encuentro del «León de Collao» en el fútbol profesional por la votación ejercida en el Consejo extraordinario de presidentes en la sede de la ANFP.

Era muy importante la recaudación de este encuentro (fueron 19 millones de pesos), ya que ésta permitiría pagar sueldos impagos a los funcionarios, quienes llevan 4 meses de atraso. Sin embargo, este dinero no llegó al destino original.

¿Qué sucedió? De acuerdo a lo publicado por el Diario de Concepción, el dirigente Luis Polnoroff cobró un dinero de la preventa por un total de 5 millones, los cuales fueron repartidos con el Gerente deportivo del club, Diego Messina. Luego, el propio Polnoroff se llevó el resto desde el estadio.

El trato original era que el dinero de la recaudación fuese manejado por un grupo de hinchas, con el objetivo de evitar malos manejos, cosa que finalmente no se pudo evitar.

Ahora, el futuro inmediato de Deportes Concepción es que vuelva a ser manejado por la Corporación. Para esto, se debe disolver la concesionaria Fuerza, Garra y Corazón. En teoría, esta SADP está disuelta y las acciones debieron ser traspasadas al Club Social, presidido por René Mora. La realidad es que la operación fue mal hecha, por lo que se esperan novedades en los próximos días.

 

Foto: Agencia UNO