viernes, septiembre 25, 2020

La opinión del hincha acerero, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal).

Una victoria que no sirvió para nada fue la que consiguió Huachipato el viernes en Higueras. Si bien fue meritoria al ser conseguida con un hombre menos en cancha gran parte del partido, no es menos cierto que fue ante un equipo de un paupérrimo nivel futbolístico. Se corrió mucho, se mantuvo casi exacta la formación del partido pasado -salvo el regreso de Otero- y se jugó a un nivel aceptable. Esto es todo un mérito en la era Ponce.

El objetivo mínimo del “Campeón del Sur” era mantener la categoría, lo que se pudo confirmar recién en la penúltima fecha del torneo. Sin embargo, no era una meta tan difícil llegar a la liguilla para disputar un cupo por un lugar en la Copa Sudamericana, así no cortábamos la racha de jugar al menos un torneo internacional que se mantuvo por 3 períodos anuales. No obstante, Miguel Ponce hizo todo para que no se lograra esto y, por ende, no poder pelear un torneo en donde no se destacó un equipo por sobre otro.

Entre los pecados del “Chueco” Ponce está el no tener una identidad de juego clara, cambiar constantemente las formaciones y el no variar casi nada los partidos a través de sus sustituciones. Por lo tanto yo me pregunto: si a Hugo Vilches lo despidieron por sacar 16 puntos con Otero lesionado casi todo el torneo y con un hospital a cuestas (el torneo anterior Vilches salió tercero), ¿qué hará Victoriano Cerda con un entrenador que solo sacó 3 puntos más que su antecesor, disponiendo de un mejor plantel y con un Otero en plena forma?

A mi parecer, no se puede pensar en lo económico para mantener a un DT que definitivamente no estuvo a la altura. Yo iría por la dupla Miguel Ramírez – Cristian Reynero, que le dieron una línea de juego definida a un equipo que estaba muerto como San Luis, acompañados de  un muy buen preparador físico como Marcelo Oyarzún.

Por otro lado, no es posible la mentira pública de Huachipato FC respecto a los hinchas bloqueados. Por cierto, sacaron un comunicado negando lo sucedido, lo cual era un engaño a la gente que lo leyó. Sin embargo, debido a que gente de Estadio Seguro confirmó la aplicación del código 102 a ocho hinchas acereros, se retractaron privadamente ante los que resguardan el orden de los espectáculos de fútbol, argumentando que hubo amenazas a través de redes sociales y que habían pruebas de aquello. Todavía se espera a que se hagan públicas esas “pruebas”. Acá hay 2 opciones: la primera es que las comunicaciones de la SADP son semi profesionales o alguien se está haciendo el gracioso y mintiendo descaradamente. Juzgue usted.

Por otra parte, la SADP que controla al equipo acerero tiene que entender que el fútbol también tiene un componente social, por lo que si bien sale a cuenta comprar el abono, no todos tienen los medios para adquirirlo y hay acereros  que viven en otras ciudades, que solo a veces están en Talcahuano. Por lo tanto, llamo de una vez por todas a bajar las entradas, que son carísimas.

Se acabó un torneo que fue sin pena ni gloria para el acero. Ojalá haya un cambio de mano técnica y se haga una depuración del actual plantel, el cual con buenas contrataciones puede dar que hablar el próximo campeonato.

 

Foto: cdf.cl