Era un sábado 16 de abril, Lota perdía 1-3 con Ovalle de visita, el elenco del carbón quedaba sumido en el penúltimo lugar con 27 puntos, 11 puntos debajo del último que se estaba salvando y con sólo 18 puntos en disputa.

La tarea era imposible y con un descenso inminente. Tendrían que darse muchas combinaciones de resultados y ganarlo todo el elenco de la cuenca del Bio Bio. A eso se sumaba que día a día perdía credibilidad. Incluso medios de la propia zona se preguntaban: ¿quien trajo al «Guagua» González, quien registraba sólo 3 puntos de 15 posible con un rendimiento del 20 por ciento?

Pero, como sacado de la historia narrada por Baldomero Lillo en su libro SubTerra, desde las profundidades de la mina se veía una pequeña luz de esperanza. A medida que avanzaban los días, se podía apreciar al jefe de turno (Víctor González) con su mayordomo (Rocío Yañez) y sus mineros (plantel), quienes a pura fuerza se comprometían para extraer desde lo más profundo los resultados que ayudarán a mantener la categoría.

Al actual Benardino Luna, sólo un puñado de hinchas llegaban semana a semana alentar al equipo de sus amores, Míticas personas como el minero Lorenzo o el inconfundible “Chupadedo” (pasa pelota), ellos siempre confiaban en poder revertir los malos resultados.

Así se da comienzo un 23 de abril a la segunda rueda. Lota visitaba a Malleco, donde sólo registraba un triunfo en el año 1981 y logró un inesperado triunfo. Así pasaban las fechas y empezó el repunte. Su triunfo ante Melipilla fue el quinto consecutivo y ahora está fuera de la zona de descenso directo, lo que incluso significó que el técnico González llegará a llorar de la emoción, así como también la hinchada que acompañó al elenco minero hasta el Roberto Bravo Santibáñez.

Si bien la faena aún no culmina, existe la certeza que si las circunstancias se dan, el equipo del carbón pueda llegar con el material más preciado a la superficie, que en esta oportunidad es el de mantener la categoría (ficha técnica).

A continuación, te damos a conocer el compacto del encuentro jugado en el Roberto Bravo Santibáñez.

 

Foto: anfp.cl