viernes, septiembre 25, 2020

En el duelo entre Cobresal y el cuadro copiapino jugado el pasado fin de semana, se detectó con posterioridad un irregularidad que haría ganar al «León de Atacama» por secretaría.

Copiapó y Cobresal se enfrentaron el sábado en Tierra Amarilla, donde el ganador fue el cuadro albinaranja por la mínima con un prematuro tanto de Flavio Rojas. Hasta ahí, todo dentro de lo normal.

De acuerdo a lo informado por El Diario de Atacama, el defensa Federico Martorell estaba suspendido desde el último encuentro frente a Universidad de Chile (Martorell vestía la camiseta de San Luis de Quillota). Allí, el central trasandino vio la tarjeta roja al minuto 90’+2 por doble amonestación. Al final, la «U» ganó 3-0 y no paró hasta convertirse en el campeón.

El pasado 5 de julio, la página de ANFP publicó una lista de jugadores con castigos pendientes en Copa Chile. Entre ellos, justamente se encuentra Martorell (un partido). Puedes revisar la nómina acá.

Sin embargo, el deté Dalcio Giovagnoli lo incluýó en el banco de suplentes (ver nuestra ficha técnica), por lo que de acuerdo a los artículos 19 y 28 de las bases de Copa Chile, Copiapó debería ganar este duelo de ida por 3 a 0 (se le otorgan los puntos por una falta reglamentaria).

El artículo 19 comienza de esta forma: «Se entiende como participación o actuación de un jugador, el hecho de haber estado incluido en la planilla de juego». Continúa con el siguiente enunciado: «A su vez, se entiende por jugar, el hecho que un jugador ingrese al campo de juego, ya sea como titular o sustituto».

Luego, el artículo 28 despeja cualquier duda: «El equipo que haga participar a un jugador que por cualquier causa se encuentre suspendido por resolución del Tribunal de Disciplina (…), será sancionado con la pérdida de los puntos del partido. Se le otorgarán a su rival, computándose como partido ganado por un marcador de 3×0, siempre que en cancha no haya existido un resultado mayor (…)».

 

Foto: Claudio López Díaz / www.9p.cl