La opinión del hincha huachipatino, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal).

Nuevamente se perdieron puntos desaprovechando una ventaja de 2 goles de diferencia, pero esta vez no tengo nada que reprochar a los jugadores, salvo la falta de finiquito. Huachipato fue muy superior a su rival y si no es por Garcés, además de la impericia de los delanteros acereros, debió ser una tranquila victoria.

Fue bien planteado por Ponce: Sagal y Duma se dieron un festín a espaldas de los defensas albos, gracias a los pases en profundidad de César Valenzuela y Jimmy Martínez.

El partido comenzó con un gran juego acerero en los primeros 15 minutos del match. Se convirtieron 3 goles, de los cuales increíblemente solo 2 fueron validados. Sin embargo, en lo que siguió de la primera etapa fue lo mejor de Colo-Colo, minutos en los cuales el cuadro siderúrgico se vio sometido por el dominio albo, creándose la visita varias ocasiones, aunque haya sido mediante centros. En este tramo, Carlos Lampe se notó muy inseguro en las pelotas aéreas -lo mismo que pasó frente a Unión Española-, por lo que deberá mejorar en este aspecto.

No obstante, en el segundo tiempo el “Campeón del Sur” retomó el nivel y fueron muchas las ocasiones de gol dilapidadas en especial por Duma y Sagal, los que no definieron de buena forma en los mano a mano frente a Paulo Garcés. No fue de extrañar que ante tal farra, el equipo de la capital empatara el encuentro.

Cabe destacar el gran nivel de Simón Ramírez. En cada partido ha ido creciendo, transformándose en el valor más exportable de la cantera acerera a sus cortos 17 años. Esperemos que si en un futuro es vendido, por favor que no sea a un equipo de Santiago. También hay que remarcar el excelente fútbol que ha mostrado en estos partidos Andrés Robles. Ya sea como contención o central, se ha transformado en un líder de este joven plantel.

Por otro lado, es preocupante la falta de fondo físico en algunos jugadores acereros, como Povea y Valenzuela. Esto es notorio especialmente en el canterano siderúrgico. Si bien había subido mucho su nivel, solo lo puede sostener por 60 minutos, obligando al cuerpo técnico a realizar un cambio. Frente a Colo-Colo fue reemplazado por Bizama, que nunca se pudo meter en el ritmo del partido.

El objetivo fundamental de la institución es salvarse del descenso. De otra forma, no se explica el corto plantel que se ha formado. Solo había que mirar la banca ayer para darse cuenta que no había un solo delantero conocido como para pensar en una variante. Por lo tanto, no es de extrañar que por segunda semana consecutiva se pierdan puntos que se tenían en el bolsillo, ya que falta jerarquía y esa se obtiene con la experiencia, que es lo que le falta a este grupo de jugadores.

De esta forma, si se logra algo más que salvar la categoría será por la rebeldía y el profesionalismo de este joven conjunto.

Ahora toca visitar a San Luis en la cancha sintética de Quillota. De visita, Huachipato tiene la deuda de exhibir el mismo juego que realiza en Higueras. ¡Adelante, a triunfar!

 

Foto: Photosport

You May Also Like

MOVIDAS 2018 – SEGUNDA RUEDA PRIMERA DIVISIÓN

Como ya es costumbre todos los años, el equipo de enelcamarin.cl está…