lunes, septiembre 21, 2020

Así lo indicó Humberto Mario Grondona, mientras intervenía como invitado en el programa Fútbol Total del operador satelital DirecTV.

«Voy a trabajar a Unión La Calera. Los dueños, los chicos, son amigos. Al menos hasta diciembre». Con estas palabras, el hijo mayor del expresidente del fútbol argentino reconoció que sería el elegido para dirigir a los cementeros.

Aunque no hay nada oficial aún y hay otros nombres en carpeta, como el de Gustavo Onaindia (ayudante de Eduardo Berizzo), lo más concreto vino de la boca del propio Grondona junior.

La experiencia como DT de «Humbertito» es bastante amplia, aunque suma más fracasos que éxitos. Dirigió en un par de ocasiones a Talleres de Córdoba, donde tuvo un descenso. Pasó por Racing, Godoy Cruz, Arsenal de Sarandí e Independiente de Avellaneda. Fue ayudante técnico en el Sevilla de España y en Nacional de Montevideo.

A nivel de selecciones, no logró clasificar a México al Mundial de la categoría Sub-20 el 2005, pero sí lo hizo con las inferiores de Argentina, tanto con la Sub-17 -llegó a semifinales el 2013- como en Sub-20 (2015), donde cayó en la primera ronda. Aunque consiguió la clasificación a los recientes Juegos Olímpicos de Rio, no se le renovó su contrato en diciembre del año pasado.

Esta búsqueda de un nuevo estratega surge a partir de la inhabilitación de Mario Pobersnik, debido a que no se pudo comprobar que tuviese un título como entrenador profesional. Durante algunos partidos, Jorge Díaz (DT de la Sub-19) firmó la planilla, pero al dilatarse demasiado la situación del argentino, finalmente el ahora coordinador de Ferroviarios -que también maneja un taxi- fue cesado de su cargo en Unión La Calera.

Aunque ahora Miguel Alegre cumple esa función, la paupérrima campaña del equipo de la Quinta región (4 puntos en 5 partidos) obligan a los dirigentes a buscar otra alternativa.

 

Foto: clarin.com