miércoles, septiembre 23, 2020

Aunque hubo dudas con el penal que inclinó la balanza hacia los vialinos, lo cierto es que se vio un gran espectáculo, sobre todo en el primer tiempo.

Más de 200 hinchas se dieron cita en el Lucio Fariña para ver el triunfo de Fernández Vial sobre Limache por tres goles a dos. Es el encuentro que abrió la segunda rueda del Campeonato de Tercera División A.

El encuentro sufrió un leve retraso debido a que el trío arbitral estaba cerca de un accidente ocurrido en La Calera. De todos modos, no fueron más de quince minutos, algo tolerable considerando el tipo de partido.

Una vez que sonó el pitazo inicial, se vio a dos equipos muy motivados, con ganas de sorprender y liquidar luego el encuentro. El primer golpe lo dio el Vial gracias a Jonathan Almendra, quien inauguró el marcador a los 8 minutos.

No duró mucho la ventaja para el visitante, ya que Jean Paul Morán se encargó de la paridad a los 15′. Definición seca, al medio del arco. Nada que hacer el portero Gustavo Fuentealba.

Pasaron diez minutos, cuando se cobra un tiro libre a favor del «Inmortal». Se juega el balón detenido con pase al área rival, la defensa limachina queda sorprendida y esto lo aprovecha Felipe Herrera para decretar el 1-2.

Parecía que Fernández Vial se quedaba con la ventaja para ir al descanso, pero algo tenía que decir Luis Cabezas. Este delantero de Limache sacó provecho de un centro por izquierda y cruzó el balón sobre la salida de Fuentealba. Ya se jugaba el tiempo de adición y la satisfacción era evidente para el público en general, sobre todo para los neutrales: había sido un buen espectáculo.

El complemento no lo fue tanto, debido a que ahí mandó la pierna fuerte y el no arriesgar demasiado. Lo justo hubiese sido un empate, pero vino la jugada polémica del partido: cae Christian Peñaranda en área limachina y el juez no duda en cobrar la pena máxima. Si bien hubo un leve contacto, como sucede en este y otros deportes físicos, lo visto por varios colegas y quien les escribe indica como conclusión que el jugador vialino exagera, que no debió ser penal.

No obstante, el cobro estaba hecho y quedaron frente a frente el portero Rodrigo Yáñez y Jonathan Almendra. No dudó el atacante penquista y convirtió el definitivo 2 a 3 con el que terminó el encuentro.

Al final, más por un tema de impotencia, Francisco Romero fue expulsado y Limache finalizó el duelo con un jugador menos.

Fue una tremenda victoria para el Vial, quien ahora se convierte en uno de los candidatos para volver al profesionalismo.

 

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl