A través de un comunicado, la cadena televisiva FOX Networks Group salió al paso de versiones periodísticas que hablaban de una falta de interés para quedarse con la transmisión del balompié nacional.

Aunque se mencionó en varios medios de difusión nacional que FOX Sports ya no estaba interesado en tener los derechos que actualmente posee CDF, lo cierto es que la oferta sigue en pie, siempre y cuando la ANFP presente una propuesta formal para el proceso de licitación.

«Es de público conocimiento que nuestro interés por participar en la exhibición de las actividades del fútbol chileno existe y ha sido explícito, hasta el punto que presentamos una oferta referencial no vinculante durante el año 2015, la que fue retirada en virtud de que no existían las condiciones necesarias para continuar el proceso de negociación», señaló la multinacional en su sitio web. Se tomó en cuenta ese antecedente para suponer que la oferta había sido rechazada.

Sin embargo, el siguiente párrafo aclara lo siguiente: «FOX Networks Group tiene el deber de informar a usted que nuestro interés por el fútbol chileno sigue en pie, pero asimismo es menester aclarar que desde el retiro de la oferta antes mencionada no hemos efectuado ninguna nueva oferta a vuestra entidad como tampoco a sus clubes asociados, ni hemos realizado acto alguno que pueda entenderse como tal».

Para que una nueva propuesta se lleve a cabo, la cadena pone la condición que «no efectuaremos oferta alguna mientras la ANFP, a través de la comisión responsable, nos comunique formalmente la apertura del proceso de licitación o venta de sus derechos en la forma que estime sea más adecuada para sus intereses, y nos otorgue un plazo razonable para estudiar la posibilidad de asociación y para informar oportunamente nuestro interés a las entidades regulatorias y de libre competencia que sean pertinentes». 

Mientras que los clubes «grandes» de Primera División y algunas instituciones de la categoría más toda la Primera B está de acuerdo con la licitación directa con FOX Sports, otros dirigentes de equipos en la serie de honor prefieren ser más cautos y quieren analizar propuestas de otros lados. Este tira y afloja es lo que decidirá el futuro económico del fútbol chileno en los próximos años.