lunes, septiembre 21, 2020

El entrenador argentino no va más en el Torreón, luego de no conocer victorias en Primera B este semestre, al menos en un campo de fútbol.

Este regreso de Valdivia a la serie de ascenso luego de 26 años no ha estado exento de complicaciones económicas y deportivas. Transcurridos nueve partidos, suma cinco derrotas, tres empates y un triunfo por secretaria ante Unión La Calera, que en cancha había sido un empate a uno. Cabe recordar que fue debido a la irregular situación contractual del argentino Mario Pobersnik, quien dirigió ese partido “entre las sombras”.

Sumado a un exiguo presupuesto debido a las exigencias económicas que representa la categoría, la gota que rebalsó el vaso fue este sábado, tras caer por 0-3 ante Unión San Felipe. Esta dura derrota motivó al ex jugador de Universidad Católica para presentar su cargo a disposición ante la directiva del club.

Después de un breve análisis, Deportes Valdivia confirmó a través de sus redes sociales “que se ha puesto término, de común acuerdo” al vínculo con el cuerpo técnico, agradeciendo su compromiso y disposición por liderar “el comienzo de esta nueva etapa” del club en la Primera B. De todos modos, el club le desea «el mejor de los éxitos en sus futuros proyectos».

El próximo partido del Torreón -ya sin Lunari- será en calidad de visita ante Iberia de Los Ángeles.

Foto: Anfp.cl