miércoles, septiembre 23, 2020

Luego de la clasificación de Unión Española a la Copa Libertadores, el elenco «hispano» puede perder a dos piezas fundamentales en la zona de ataque para el próximo año.

Los delanteros Carlos Salom y Diego Churín han sido tentados por Liga Deportiva Universitaria de Quito y Universidad Católica, respectivamente, debido a sus buenos rendimientos obtenidos en el Torneo de Apertura.

El primero salió al paso de los rumores que lo ubican en el conjunto ecuatoriano, señalando que desde aquel equipo «me llamaron solo periodistas preguntando, yo no sé nada ni mi representante tampoco».

«Pudo ser mi último partido en Unión Española, pero tengo contrato hasta junio de 2017, uno nunca sabe lo que espera en el futuro», añadió.

El ex Deportes Concepción comentó que este sábado habló con Martín Palermo, al que le señaló que «si viene algo que me conviene a mí y mi familia, lo tengo que aceptar. Tengo 29 años, voy a priorizar el bienestar de ellos».

Por su parte, Churín manifestó en diálogo con los medios de comunicación que «son todos rumores, nadie de mi entorno me ha dicho algo», acerca de una posible llegada al elenco «cruzado», agregando que Universidad de Concepción y Unión Española como dueños de su pase deben resolver si existe alguna opción de partir desde Santa Laura a otra institución.

En tanto, el técnico Martín Palermo descartó, por el momento, los retornos de Emiliano Vecchio y Gustavo Canales al club, asegurando que «no son de las características de jugadores que yo priorizo».

Foto: Photosport.