lunes, septiembre 21, 2020

Además, se hará una reestructuración total del fútbol formativo, por lo que todos los directores técnicos de las series menores fueron removidos.

Últimos en la tabla de posiciones de Primera B con siete unidades, incluyendo la resta de puntos por el caso Pobersnik, la verdad es que Unión La Calera no la pasa bien esta temporada. A pesar de las buenas intenciones del hijo de Julio Grondona, no pudo sacar el equipo a flote y no continuará de cara a la Segunda Rueda.

La desvinculación de «Humbertito» fue confirmada por el club durante esta semana a través de un breve comunicado. Además de agradecer la disposición del ahora ex director técnico, el club anunciará a su sucesor dentro de las próximas horas.

De acuerdo a lo publicado por el diario El Observador, la dirigencia no hizo ningún esfuerzo por retener a Grondona luego de partir a Argentina para sus vacaciones. Es más; el periódico de la Quinta región complementa este argumento con una frase del propio entrenador que se convirtió en premonitoria: «Vine porque los dueños son amigos míos y me pidieron que les diera una mano hasta diciembre, después veremos».

Por otra parte, la regencia calerana hará un profundo cambio en la organización de sus series juveniles. De partida, no continuará el jefe de las divisiones menores, Miguel Alegre. Además, no se les renovó el contrato a Iván Yávar Hidalgo (Sub-11), Carlos Sandoval (Sub-13), Daniel Uriarte (Sub-15 y 16) y el antes mencionado Alegre, cuya labor estaba enfocada en la Sub-17 y Sub-19.

De todas maneras, se especula que algunos de ellos podrían continuar a partir de enero. Sin embargo, la incertidumbre quedó a la palestra y demuestra que La Calera está en un hoyo. De alguna manera está buscando la salida.