La crónica del encuentro que tuvo a una joven rama del “León de Collao” como protagonista, por @historialila

Deportes Concepción sub-15, vestido con la clásica indumentaria morada, alineó con Sebastián Cárcamo en portería, Luis Díaz, Bastián Navarrete (capitán), Rodrigo Garrido y Franco Salazar en defensa, Joaquín Pastor y Fabián Uribe en el corte, Héctor Orellana y Franco Benavente como volantes por las bandas, dejando en la delantera a Ignacio Troncoso y Joaquín Pacheco, dirigidos por Antonio Zaracho.

Unión Las Torres, representante de San Pedro de la Paz y equipado de color amarillo, presentó a Leal, de Ipola, Espinoza, Grandón, Gavilán (capitán), Parada, Muñoz, Ramírez, Chandía, Hernández y Baeza, bajo el mando de Genaro Almonacid.

Ante unas 150 personas que se congregaron en la cancha del Deportivo Flecha, el cotejo válido por la final del campeonato Rodrigo Riveros se inició a las 20:21 horas. Concepción comenzó con una propuesta ofensiva, presionando la salida de Unión Las Torres y apostando al juego de sus volantes creativos apostados en las bandas: Orellana por la izquierda y Benavente por la derecha. El conjunto sampedrino se contentó con frenar de momento los embates lilas agrupándose defensivamente y buscando con balones largos a sus veloces delanteros: Chandía y Hernández.

La colaboración entre los lilas Benavente y Pacheco fue un dolor de cabeza para la defensa de Unión Las Torres: dos sucesivas combinaciones en los minutos 7 y 8 del partido terminaron con un balón que atrapa con mucha fortuna el portero y un derechazo por sobre la escuadra izquierda de Leal. Respondieron los amarillos con dos peligrosos pelotazos largos, uno conjurado por el portero Cárcamo y el otro que culminó con un disparo desviado por el delantero Chandía. Pese a esto, el dominio de Concepción era ostensible y la defensa de Unión Las Torres se complicaba cada vez que los punteros lilas se juntaban con los atacantes. En el minuto 13 la superioridad se materializó en gol: centro desde la izquierda, la defensa amarilla no logra despejar y el rebote le queda a Pacheco, que nuevamente define con la derecha al palo izquierdo de Leal, pero ahora dentro de la portería. Era el ansiado 1-0.

Al minuto siguiente, el mismo Pacheco casi aumenta el marcador con un globo que pasó por centímetros sobre el horizontal, tras pase filtrado de Troncoso. Salvo un tiro recto de Ramírez, controlado por el arquero lila, Unión Las Torres tuvo pocas opciones en la primera etapa. En los 25’, un nuevo centro desde la izquierda del incansable Troncoso, cabecea Pacheco y el balón da en el vertical izquierdo de Leal, se pasea por la línea y el arquero termina controlando en el otro palo. Dos tiros libres de Concepción con algo de riesgo y acaba la primera parte.

En el segundo tiempo se invirtieron totalmente los roles: Las Torres salió a buscar el partido y Concepción se desordenó. A los tres minutos una media tijera de Ramírez y el portero lila, con un salto espectacular envía el balón al córner, que el defensa Grandón capitalizaría con un cabezazo bombeado, empatando el encuentro. Una jugada individual del 10 amarillo, Baeza, terminaría con un tiro desde el suelo que controla Cárcamo, quien sería reemplazado por Aubazaryt.

Recién a los 12 minutos de la segunda parte el elenco morado logró hilvanar una jugada de riesgo: Benavente escapa de sus marcadores, gana línea de fondo y saca centro que remata Uribe, contiene con dificultad Leal y termina en falta sobre el arquero. A los 16 minutos, el espigado volante Pastor envía un pelotazo al área, falla el central amarillo y en el rebote, el peligroso delantero Pacheco define sobre el arquero y pone en ventaja a Concepción. Troncoso buscó aumentar las cifras con un centro desde la línea de fondo y un remate flojo, mientras Chandía casi empata con un remate cruzado. Partido de ida y vuelta, que en el minuto 21 pareció definirse para los lilas: el ingresado Arévalo captura un centro perdido, pase atrás y Pacheco pifia el disparo, pero Benavente toma el balón perdido, elude al arquero y pone el 3-1, que en el minuto 23’ sería aumentado a 4-1 con un tiro libre desde la derecha por parte de Díaz, que se le escapó al portero sampedrino.

Parecía liquidado el partido y Concepción monopolizaba el balón y las jugadas de peligro, pero al minuto, Hernández encuentra un balón perdido fuera del área tras tiro libre y dispara de media vuelta a la derecha de Aubazaryt, acortando las cifras. Dos jugadas de alto riesgo siguieron al descuento: un tiro desviado y un cabezazo de Chandía que dio en el palo. La defensa de Concepción parecía desconcertada, y el tercer gol no tardó en llegar: minuto 29’ y Baeza marca el 4-3. De ahí en adelante fue una defensa heroica de los lilas, que aguantaron los tres minutos de descuento que el árbitro concedió, junto con una seguidilla de tiros de esquina que sólo terminarían con el pitido que desató la algarabía del elenco ganador.

Concepción sub-15 fue un justo campeón, por la campaña realizada y por el esfuerzo desplegado en la final, ante un Unión Las Torres que entregó la vida en la cancha, quedando a punto de haber empatado y alargado el encuentro. La alegría fue compartida: aplausos recíprocos en las respectivas premiaciones nos recordaron lo lindo del fútbol y esas victorias en Collao, que los chicos que continúan entrenando en Nonguén reverdecieron en esta noche de sábado.

Foto: Ilich Rivas