sábado, septiembre 19, 2020

La opinión del hincha acerero, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal)

El partido contra Antofagasta me dejó un muy buen sabor futbolístico, ya que Huachipato jugó muy bien, se creó más ocasiones que el rival, mostró un juego profundo y de asociación, por lo que el resultado fue injusto según las ocasiones creadas.

Si bien se obtuvo solo un empate, hay un abismo de diferencia entre el nivel de juego expresado el sábado pasado en el CAP al de la semana pasada, en que se ganó un partido de forma inmerecida debido al paupérrimo nivel exhibido.

De todos modos, el fútbol se gana con goles y algunos jugadores tienen que mejorar en este aspecto. Por ejemplo, Ángelo Sagal hace varios partidos que no puede finiquitar sus oportunidades, por lo que espero que se le abra  pronto el arco. También noto con preocupación una caída importante en su rendimiento físico en la última mitad de los segundos tiempos,  lo que ha llevado al “Chueco” a sacarlo del equipo en los minutos finales.

Otro que no está finiquitando bien las oportunidades que se crea es Yeferson Soteldo, aunque debo decir que realizó su mejor partido desde que está en el equipo. Esta vez ganó la mayoría de los uno contra uno, dio buenos pases, pero falló en un mano a mano que tuvo con el arquero. A pesar de su buena actuación, a veces queda la sensación de que se queda mucho con la pelota, lo que “apichanga” su juego. No es beneficioso para el conjunto si sigue con esa tendencia.

Donde sí hay una falencia importante dentro de este plantel es en los laterales. Si bien Bizama ha andado bien en el lateral derecho (salvo el partido ante San Luis), no tiene un recambio de garantía. Esto quedó demostrado con la improvisación de Kevin Hidalgo en ese puesto (él es central) porque se notaba muy incómodo en esa posición, donde no defendió ni atacó bien.

En el lateral izquierdo también tenemos un problema, ya que Jopia ha jugado muy poco producto de lesiones y su desempeño ha sido bajo en relación a lo visto. Además, su reemplazante (Ramón Sáez) no ha cumplido bien esta función, en la que ha mostrado poca personalidad para defender y tampoco ha rendido en posiciones de avanzada. Es por esto es que Antofagasta se creó buenas ocasiones de gol, especialmente por las orillas.

Por el bajo nivel de Hidalgo, pensaba que Ponce haría un cambio en el entretiempo, metiendo a Pontoni o Ricardo González por él para armar una línea de tres -Robles como central- y así tener mayor volumen ofensivo. Pero eso es mucho pedir para un entrenador que no gana partidos con sus sustituciones. A veces anda extraviado en ese aspecto. Al día de hoy ¡más perdido que Victoriano Cerda!

Ahora hay que visitar al puntero, que estuvo cerca de emular lo hecho por Huachipato en Brasil el 2013. Partido difícil, pero que jugando bien se tienen más opciones de ganar. ¡Vamos, acereros!

Foto: Aton Chile