jueves, septiembre 24, 2020

Un gol en los descuentos del primer tiempo puso la diferencia. Colo-Colo no fue capaz de revertir la situación y ahora comparte el liderato con Universidad de Chile.

Ante un excelente marco de público -6.275 controlados- en el Lucio Fariña de Quillota, San Luis venció por la cuenta mínima a Colo-Colo y saca cuentas alegres, ya que matemáticamente estarán un semestre más en Primera División. Por otra parte, los albos sufrieron por la falta de ideas en ataque y por un nuevo error de Paulo Garcés.

La primera clara del encuentro corrió por parte del «Cacique». No pudo definir Octavio Rivero en la boca del arco a los 4 minutos, aunque también hubo mérito en el achique de Matías Cano y la solvencia de Daniel Vicencio para evitar el gol en contra de su arco.

Pasaban los minutos y Colo-Colo dominaba el encuentro, pero no encontraba las armas para doblegar a su rival. Más allá de un tiro libre de Esteban Paredes que pasó cerca, San Luis no se vio ahogado debido a que su defensa estaba muy coordinada, además del apoyo por parte de Braulio Leal y Gonzalo Rivas.

A partir de la media hora, el cuadro canario comenzó a mostrar sus armas, principalmente gracias a los desbordes de Juan Pablo Gómez por derecha. Lo tuvo Carlos Escobar a los 33′ tras pase de Boris Sagredo, pero su remate fue a dar al lateral de la red.

Para mala fortuna de Sagredo, debió salir en camilla por lesión. Ingresó en su lugar el juvenil Ignacio Lara y cambió su suerte para el equipo, aunque con complicidad de Garcés. Vino un centro por derecha (Gonzalo Abán), el portero albo deja escapar un balón que no tenía mucha dificultad y le cae el balón en la cabeza a Ignacio Lara, que decreta la apertura del marcador antes del descanso.

Ya en desventaja, Pablo Guede manda a la cancha a Gabriel Suazo y Christofer «Canchita» Gonzáles en reemplazo de Luis Pedro Figueroa y Ramón Fernández, respectivamente. Ninguno de los dos fue gravitante a la hora de buscar un cambio en el juego del visitante.

Si bien hubo un claro penal a Octavio Rivero que no cobró el juez Gamboa, lo cierto es que Esteban Paredes había cometido otro sin sanción en el primer tiempo (tirón de camiseta). Ambos, groseros errores arbitrales que se discutirán en las próximas horas.

De hecho, San Luis pudo anotar el segundo gracias a Braulio Leal, cuyo remate hizo remecer el horizontal a los 57 minutos. El resto del partido fue aguantar el resultado, considerando que Miguel Ramírez debió hacer otro cambio forzado por la lesión de Gerson Martínez.

Cerca de las 17:30 horas suena el pitazo final y la cabeza de Pablo Guede ya no está tan convencida de su apoyo irrestricto a Paulo Garcés. El trasandino afirmó en conferencia de prensa que una cámara del CDF no lo dejó observar el tanto de Ignacio Lara y «ya veré como fue el gol y tomaré las decisiones que tenga que tomar”. ¿Álvaro Salazar como titular frente a Palestino? Solo Guede tiene la respuesta.

¿Y San Luis? Este fin de semana sumó 35 puntos en la tabla acumulada. Sumado a la derrota de Cobresal, están matemáticamente salvados del descenso. Gran trabajo por parte de Miguel Ramírez y sus pupilos.

Como punto aparte, se destaca un buen comportamiento por parte de ambas hinchadas en general. Claramente es el resultado de una buena organización y se puede tener fanáticos visitantes sin miedo, pero con las medidas adecuadas.

Finalmente cabe destacar que Colo-Colo sigue como puntero del Clausura, pero ahora comparte esa ubicación con Universidad de Chile. Atrás aparecen Deportes Iquique, Everton y Audax Italiano con muchas posibilidades de ser campeón. Este torneo sigue apasionante.

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl