jueves, septiembre 24, 2020

Finalmente se dio término a un largo reclamo iniciado por Deportes Melipilla, que pretendía los puntos a favor por varias irregularidades en su último encuentro frente a Independiente de Cauquenes.

La Segunda Sala del Tribunal de Disciplina ratificó la sanción impuesta por la Segunda Sala. Esto es, solamente multa para el cuadro cauquenino. La gran diferencia es que aumentó de 10 a 40 UF, lo que es un duro golpe para las arcas del «Rojo», que ya se estaba reforzando con jugadores del nivel de Bibencio Servín, por ejemplo.

En detalle, cada una de las infracciones consideradas son las siguientes: error en la inscripción de Eelco Navarro y el médico Juan Daza, la ubicación de Diego Silva en el banco de suplentes y la no inclusión de Eduardo Oteiza (Preparador Físico). Al aplicar el inciso 2 del artículo 37 de las bases del Campeonato de Segunda División, cada una de estas faltas equivale a 266.600 pesos, aproximadamente. Es decir, el «Rojo» deberá pagar más de 1 millón de pesos, considerando que su plantel no debe superar los 10 millones mensuales.

De esta forma, no pudo hacer valer su visión Melipilla, que debía ser la sanción de 3 puntos para un ascenso por secretaría. En su lugar, tal como sucedió de forma deportiva, Barnechea es el club que vuelve a Primera B después de su último descenso el 2016, frente a Coquimbo en el Sánchez Rumoroso.

Foto: acbarnechea.cl