La opinión del hincha acerero, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal).

La derrota de Huachipato frente a Unión Española solo vino a comprobar lo que los hinchas acereros sabemos de antemano en este torneo: nos tocará sufrir -y mucho- para salvarnos de caer a Primera B.

Todo esto gracias a la política del menor gasto posible que se implantó para este campeonato por parte de la Sociedad Anónima. De otra forma no me explico la llegada  del paraguayo Jorge Ortega, que si bien ha marcado tres goles (uno en Copa Chile y 2 en Torneo Nacional), su nivel deja mucho que desear para un delantero de Primera División, lo que confirma sus pobres antecedentes el último año y medio.

El plantel armado por la dirigencia -Vigevani no lo formó- está completo en la parte defensiva. Casi hay dos jugadores por puesto de buena calidad. Sin embargo, en la parte de creación y ofensiva es donde está el grave problema. Las apuestas Zoch, Verdugo, Ramírez y Ortega no han rendido de acuerdo a lo que pensaban las “mentes brillantes” que los trajeron. Sumado esto a la irregularidad de Valenzuela y Jimmy  Martínez, hacen que el pobre Soteldo a veces parezca el “llanero solitario”.

Esto se ha reflejado en lo poco directo que ha sido el “Campeón del sur” para llegar el arco rival. Sobre todo en el estadio Cap, cuando los rivales se meten atrás. Por lo tanto, no hay variantes, se hace muy predecible el ataque y cuando por fin hay un buen pase de gol, la mayoría de las veces se dilapida por Ortega o Parraguez. En el caso de este último, no contaremos más con él por lesión.

Por ende, se hace una obligación traer un delantero de área que reemplace a “Parragol” -el reglamento lo permite- y  que se adueñe de la titularidad en la delantera acerera. Nos falta peso en los metros finales y un jugador que sea efectivo a la hora de hacer goles nos vendría muy bien.

Además, debemos tomar en consideración que en el plantel hay un diamante en bruto (Soteldo) que juega en ofensiva, el cual si estuviera bien acompañado se luciría de una mejor manera, lo que aumentaría su cotización. No obstante, esto no lo pensaron los que están a cargo del fútbol acerero.

Respecto a Vigevani, recién en el partido frente a Universidad de Chile se pudo ver su idea de juego al cambiar el esquema a una línea de tres en defensa, formación con la cual el equipo se vio bien en el primer tiempo. Sin embargo, de local frente a Unión Española no resultó esta estrategia.

El equipo careció de la profundidad necesaria para generarse claras ocasiones de gol. Quizás fue un mal día, pero si no hay resultados positivos con este “dibujo” tendrá que volver a la línea de cuatro. En lo inmediato, tiene que exigir la llegada de un delantero probado. De otra forma, vamos camino al despeñadero.

Foto: Aton Chile