Luego de una larga reunión del consejo de presidentes de la ANFP, fue ratificado el retorno de los campeonatos a dos ruedas desde el próximo año.

El cuadro que sume más puntos a lo largo de treinta fechas, desde el comienzo en febrero hasta la última jornada en diciembre, será el campeón de Primera División, además de obtener el Chile 1 para Copa Libertadores.

A este certamen también irán el segundo y tercero del torneo, además del monarca de Copa Chile. A diferencia de las últimas ediciones, el subcampeón no tendrá premio alguno. A la Copa Sudamericana clasificarán el cuarto, quinto, sexto y séptimo de la tabla anual.

En la parte baja desaparecerá el coeficiente de rendimiento. Descenderán los dos equipos con menos puntaje durante el año a la Primera B.

Desde la categoría de plata, subirán dos elencos a la serie de honor. El cuadro que sume más puntos ascenderá de forma directa. Por otra parte, el segundo ascenso se definirá en partidos de ida y vuelta entre el segundo de la tabla anual, versus el ganador de una liguilla que disputarán entre el tercer y sexto lugar.

Finalmente, el campeón de Segunda División subirá a la B. El peor puntaje anual caerá a la tercera categoría del fútbol profesional chileno, que se jugaría con doce equipos.

De esta forma, todos los premios y castigos se definirán a finales del próximo año. Además, se mantendrá el cupo de jugadores extranjeros por equipo a cinco cupos, tal como en el pasado Torneo de Transición.