Revisa el análisis de Rodrigo Molina sobre los más destacados de la máxima categoría del fútbol chileno, que tuvo a Colo-Colo como campeón y Santiago Wanderers pagó caro su irregularidad con el descenso a Primera B.

La necesidad de normalizar los Torneos de Primera División a partir del 2018, involucraron la presencia de un nuevo Campeonato de Transición. Al igual que en el 2013, el destino de los 16 equipos de la divisional se decidió en apasionantes 15 fechas.

Fue un campeonato interesante, en el cual hasta la última fecha tuvo a tres equipos disputando la corona de Campeón; igualmente fue el torneo de los promedios y de cómo estos a la larga provocaron que un equipo tuviese que disputar una promoción ante el máximo exponente de la Primera División B, y que al final perdiese la categoría.

Visualizamos un torneo de los retornos de importantes jugadores a nuestro alicaído fútbol chileno: Valdivia en Colo-Colo, Pinilla en la U.de Chile, Canales en U.Española. Un campeonato donde su goleador marcó 10 goles, y de ellos 9 fueron de lanzamiento penal.

Fue el último capítulo, esperamos, de los llamados torneos cortos, que de alguna u otra manera han conspirado en favor del retroceso de nuestros clubes en cuanto a su participación internacional, favoreciendo el fracaso y el sinsabor de la derrota.

Finalmente, pudimos vislumbrar que el público, paulatinamente, regresó a los estadios, y que la familia fue sustento de la pasión por el deporte rey en Chile, aunque el nivel de sus participantes dista aún de la enorme calidad percibida hace décadas anteriores.

Estos fueron los Mejores del Transición 2017 de Primera División.

MEJOR EQUIPO.

Colo-Colo.

El equipo que ha sabido ser Campeón alcanzó su 32° estrella, y lo hizo exhibiendo el mejor fútbol de un Torneo breve y que no nos mostró la calidad futbolística que por años hemos estado esperando. Reza un refrán que señala que “quien pestañea, pierde”. Mientras algunos equipos que lucharon por alcanzar el título tuvieron tropiezos inesperados (U.de Chile ante Audax, U.Española ante Palestino, Everton ante O’higgins), los albos supieron aprovechar los momentos propicios para alzarse como el líder del campeonato. Un equipo incisivo, ofensivo, incansable, con un fútbol vistoso y dotado de momentos de magia, sobre todo de la mano de Pajarito Valdés y de Jorge Valdivia, al cual le agregó una cantidad valorable de esfuerzo y laboriosidad, además del equilibrio en sus líneas aportado por figuras importantes, como Barroso en la defensa y Rivero en ofensiva. La idea de Guede por fin pudo cristalizarse, y el “Eterno Campeón” se alzó con la corona con plena autoridad.

MEJOR JUGADOR.

Jaime Valdés (Colo-Colo).

Muchos podrán estar en desacuerdo con esta decisión, y citarán el nombre del Mago Valdivia como el mejor de los mejores. Sin embargo, lo hecho por Pajarito se asemejó notablemente a lo realizado en campeonatos anteriores donde Colo-Colo se quedó con las estrellas 30 y 31 respectivamente. Lo realizado por Valdés es elocuente y admirable, para sus 36 años es un jugador de vitalidad inmensa, que se puede desdoblar por diversas zonas del campo de juego, aportando al juego tanto defensivo como ofensivo, transitando por diferentes zonas del campo de juego, ya sea por la banda izquierda o por el centro del gramado, combinando el pase preciso con el remate certero, no importando en que sector del campo se encuentre, además de ser uno de los líderes positivos de un plantel que mezcla experiencia y juventud. Pajarito nos demostró que con una adecuada preparación física y una fortaleza mental sólida, el tema de la edad para un futbolista no tiene un límite establecido, y que su aporte no solo a los albos sino también al fútbol chileno puede extenderse por mucho más tiempo.

MEJOR PORTERO.

Agustín Orión (Colo-Colo).

La salida de Justo Villar de la tienda alba no dejó de tener ribetes traumáticos. Villar, un ídolo para la hinchada alba, literalmente salió por la puerta de atrás, y quien llegase a ocupar su puesto, tras los fracasos de Garcés y Salazar, tendría que agregar una muestra de esfuerzo razonable para ganarse el apoyo de la hinchada colocolina y la crítica positiva del mundo futbolístico. Orión, con pasado en dos de los grandes de Argentina como Boca y Racing, llegó literalmente en silencio al Monumental, tuvo que batallar contra las dudas iniciales y las críticas por su estado físico y mal juego con los pies, pero con pausa y tranquilidad fue ganándose lentamente el adepto de los seguidores albos y el elogio del periodismo deportivo nacional. Su solvencia se basó en su calidad de achique, descuelgue del balón, manejo de su área y de su defensiva, y el mejoramiento de aquellas fallas que en un principio mostró, pero que fue puliendo con el correr de las fechas. Una labor sobria, pero efectiva, siendo un baluarte fundamental en la columna vertebral del cuadro albo.

GOLEADOR DEL TORNEO.

Bryan Carrasco (Audax Italiano).

10 goles, 9 de ellos de lanzamiento penal, podrían hacer juntar las cejas de varios críticos dentro del medio futbolístico, pero no es llegar y ejecutar un lanzamiento penal. Lanzarlo tiene su ciencia, su preparación, su estudio, y Carrasco se preparó (a partir de una apuesta, según él), para ser uno de los mejores ejecutantes de tiros penales que ha existido en la historia del fútbol chileno. Precisión, calma, velocidad del disparo, efecto, colocación, visualización de la ubicación y movimientos del portero, son diferentes elementos que Carrasco estudió, procesó y practicó para llevar al éxito sus ejecuciones y contribuir a la campaña exitosa que los itálicos cumplieron en el Transición y que lo devolvieron finalmente a la disputa de una Copa Internacional.

JUGADOR REVELACIÓN.

Tomás Asta-Buruaga (Deportes Antofagasta).

El Transición 2017 fue la consolidación de un joven proyecto que no gozó de las oportunidades en su club de origen, Unión Española. Su salida a préstamo al cuadro puma permitió al novel zaguero central explotar todas sus virtudes, favorecido por la predilección que el ex DT antofagastino, Nicolás Larcamón nos mostraba en base a su propuesta futbolística con presencia de jóvenes valores. Astaburuaga tuvo sintonía fina con sus compañeros de zaga, Barrios, Romo y Magalhaes, jugadores con mayor experiencia y que le aportaron elementos que Tomás perfeccionó y desarrolló en el campo de juego, como el anticipo, el juego aéreo y el dominio de los espacios en la zona defensiva. Astaburuaga posee un nivel parecido a los años iniciales de Enzo Roco y Paulo Díaz, y es uno de los prospectos con mayor futuro en nuestro país. Si llega a la U.de Chile, sus cualidades podrían explotar aún más y con mejor calidad.

MEJOR TÉCNICO.

Pablo Guede (Colo-Colo).

Algunos podrán criticar la personalidad, el carácter y algunas decisiones del técnico argentino de Colo-Colo. Aún en la retina de hinchas y entendidos están presentes algunos de sus devaneos que hicieron perder el título del Clausura 2017 a los albos; sin embargo, desde su llegada a la tienda alba, e incluso si retrocedemos a sus tiempos en Palestino, jamás ha dejado de ser atractiva su propuesta futbolística. Su juego profundamente ofensivo, su ataque en bloque, el equilibrio y conjunción de todas sus líneas, el constante desdoblamiento y proyección, y la relación extrínseca entre defensiva y ofensiva convirtieron a Colo-Colo en un equipo atractivo, en un imán brillante para los ojos de sus seguidores los cuales pudieron perdonar los vacíos mostrados en torneos anteriores y que apoyaron una propuesta que finalmente los llevó al éxito. Además, Guede apostó por darle minutos a varios integrantes de las fuerzas básicas del cuadro albo tras el fracaso de algunos refuerzos, logrando engranar el peso de la experiencia con la frescura de la juventud, y así conducirlos al logro de alcanzar la 32° estrella. El “puto amo” logró por fin imponer sus ideas y cristalizarlas con la obtención del Transición.

ONCENA IDEAL (Sistema 4-4-2).

PORTERO.

Agustín Orión (Colo-Colo)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.350

Goles Recibidos: 13

LATERAL DERECHO.

Juan Pablo Gómez (U.Española)

Partidos Jugados: 14

Minutos Jugados: 1.260

Goles Convertidos: 1

Tarjetas Amarillas: 6

Tarjetas Rojas: 0

CENTRAL DERECHO.

Julio Barroso (Colo-Colo)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.350

Goles Convertidos: 1

Tarjetas Amarillas: 2

Tarjetas Rojas: 0

CENTRAL IZQUIERDO.

Ramiro González (U.Española)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.350

Goles Convertidos: 1

Tarjetas Amarillas: 5

Tarjetas Rojas: 0

LATERAL IZQUIERDO.

Ronald De la Fuente (U.de Concepción)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.350

Goles Convertidos: 2

Tarjetas Amarillas: 3

Tarjetas Rojas: 0

VOLANTE DERECHO.

Bryan Carrasco (Audax Italiano)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.308

Goles Convertidos: 10

Tarjetas Amarillas: 3

Tarjetas Rojas: 0

VOLANTE CENTRAL.

Lorenzo Reyes (U.de Chile)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.334

Goles Convertidos: 0

Tarjetas Amarillas: 4

Tarjetas Rojas: 0

VOLANTE IZQUIERDO.

Jaime Valdés (Colo-Colo)

Partidos Jugados: 14

Minutos Jugados: 1.126

Goles Convertidos: 6

Tarjetas Amarillas: 2

Tarjetas Rojas: 0

VOLANTE CREATIVO.

Jorge Valdivia (Colo-Colo)

Partidos Jugados: 13

Minutos Jugados: 1.091

Goles Convertidos: 2

Tarjetas Amarillas: 7

Tarjetas Rojas: 1

DELANTERO.

Juan Cuevas (Everton)

Partidos Jugados: 15

Minutos Jugados: 1.350

Goles Convertidos: 8

Tarjetas Amarillas: 3

Tarjetas Rojas: 0

DELANTERO.

Yeferson Soteldo (Huachipato).

Partidos Jugados: 14

Minutos Jugados: 1.215

Goles Convertidos: 2

Tarjetas Amarillas: 2

Tarjetas Rojas: 0

Foto: 

You May Also Like

MOVIDAS 2018 – SEGUNDA RUEDA PRIMERA DIVISIÓN

Como ya es costumbre todos los años, el equipo de enelcamarin.cl está…