Este partido de la fase de grupos era uno de los más esperados de la Copa del Mundo. Esencial para las aspiraciones de ambas escuadras. Sin duda, el que ganaba este partido podía seguir en carrera.

Comenzaba el partido y Cristiano Ronaldo ya empezaba a mostrar sus virtudes. Carrerón por izquierda y Nacho comete el error de meter la pierna, una jugada que puede tener múltiples interpretaciones. Penal y después no hace falta decir que fue, aunque para los curiosos fue gol y el uno a cero para los lusos.

Luego del gol, comenzaban las dudas de España. Parecía que iba a
cometer el mismo horrendo debut que fue en Brasil hace cuatro años contra Holanda (recordemos que cayó 1-5 y fue la cuasi despedida de Iker Casillas en el arco español).

Se veía una rotación sin sentido, sin ideas claras y un elenco como Portugal que bloqueaba todas las recepciones. Iniesta, Koke y Busquets eran controlados y marcados a la perfección por
William, Moutinho y Guedes.

Portugal, en tanto, colocaba una barrera de tres hombres a cada orientación frontal que buscaba España, lo que obligaba a los hispanos a jugar por las bandas. Hubo superioridad numérica en el mediocampo por parte de Portugal y se realizó un buen trabajo al manejar el ritmo del encuentro.

No obstante, es en este tipo de partidos cuando las individualidades
juegan y marcan un antes y después. Diego Costa anotó el empate
luego de una jugada llena de amagues. Luchó solo frente a los portugueses y la clavó en el arco de Rui Patricio.

De ahí en más el partido fue el mismo, con la única diferencia de encontrar a un España impactada en el cambio anímico, pero la idea era la misma: rotación para colocar el balón en posiciones avanzadas y un excesivo uso de la banda izquierda entre Isco y Jordi Alba.

¿Portugal? Seguía evitando que España realice pases frontales, hasta que apareció en el último suspiro Cristiano Ronaldo. Eso sí: esta vez tuvo gran responsabilidad David De Gea al bloquear de mala manera el disparo, que iba a sus manos. Fin del primer tiempo.

Comenzaba el complemento y Portugal remarcaba sus bloqueos.
William iba a buscar más arriba a Iniesta y comenzaban a utilizar una
alta presión. España contestaba con circulación de balón por toda la
zaga defensiva.

Nuevamente marcó Diego Costa luego de una jugada española por el lado derecho. No pasó mucho tiempo hasta que Nacho puso el tres a dos. Euforia hispana, consecuencia de Isco, Jordi Alba y Silva por la intención colectiva que tuvo en la banda preferida, la izquierda.

No cabe dudas que España después del gol de Nacho durmió el partido. El cuadro dirigido por Hierro se refugió con balón y le bloqueó la posesión a Portugal. Jugaba como los viejos tiempos: pase, pase, pase, posesión, posesión y llegadas contundentes.

Portugal no tenía por dónde: no poseía el balón, no llegaba y España dormía el partido en base a la mantención de la pelota y los cambios realizados que venían con el mismo chip.

Hasta que llegó el fatídico error de Piqué al cometer falta a
Cristiano Ronaldo cerca del área. Tiro libre gratuito al minuto 87.
La estrella del Real Madrid miró el cielo, cargó energías y a cerrar el estadio. Golazo que dejó inmóvil a De Gea. Terminó con un empate a tres gracias a Cristiano Ronaldo, que le dio vida a su amada Portugal.

Foto: © Getty Images

You May Also Like

Finalizado: Francia 4-2 Croacia

Francia recibe en el Luzhinikí Stadium de Moscú a Croacia por la…

Finalizado: Uruguay 0-2 Francia

Uruguay recibe en el Nizhny Nóvgorod Stadium de Nizhny Nóvgorod a Francia…

Finalizado: Bélgica 3-2 Japón

Bélgica recibe en el Rostov Arena de Rostov del Don a Japón…

Finalizado: España 1(3)-1(4) Rusia

España recibe en el Luzhinikí Stadium de Moscú a Rusia por los…