Colombia elimina a Polonia y va por la clasificación

En el Estadio Kazán Arena se presenció un duelo de vida o muerte: Colombia y Polonia se enfrentaron por la segunda fecha del Grupo H.

Ambos elencos venían de perder sus partidos. Colombia debutó con un 1-2 frente a Japón y Polonia cayó por el mismo marcador ante Senegal. Asiáticos y africanos habían puesto en marcha la segunda fecha, duelo que terminó en empate 2-2, por lo tanto, si uno ganaba sí o sí iba a quedar eliminado un equipo.

José Pekerman paró a su equipo con un 4-2-3-1 con James y Quintero juntándose en ofensiva y creando atrás de Falcao. Colombia dominó el partido ante una selección europea que no demostró ningún cambio de actitud en la derrota, cero amor propio y nula asociación con Robert Lewandowski que estaba anulado por Mina

El partido se desarrollaba y había un error claro en ofensiva por parte de los sudamericanos. Cuadrado -que formó parte del tridente ofensivo junto a Quintero y James- envió centros por doquier buscando a Radamel Falcao. Polonia frenó esos ataques en su área formando línea de 5 con Bereszynski, Piszczek, Bednarek, Pazdan y Rybus siendo muy difícil que Colombia gane en juego aéreo. La única forma de poder quebrar con el marcador era sumar defensores centrales en ataque, cosa que pasó. Minuto 40 y James Rodríguez dejó la pelota servida en la cabeza a Mina, logrando así una ventaja antes de irse al descanso.

El segundo tiempo fue una locura por parte de Colombia y Quintero. El hombre de River Plate se caracteriza por asistir en vez de encarar y potenciar el uno contra uno, desequilibra con sus asistencias y así lo demostró en el segundo lapso. Minuto 70, Cuadrado se muestra por banda derecha para tocar con Juan Fernando Quintero y éste mete una asistencia de otro mundo a Falcao. Golazo de “Rada” y dos a cero. Polonia seguía sin reaccionar, un equipo sin alma demostrando no tener categoría, casi emulando lo de Arabia Saudita.

El tercer gol colombiano fue reflejo del partido. Un pase fenomenal de James Rodríguez a Cuadrado que apareció rompiendo líneas. Los europeos no seguían el ritmo cafetero, perdían marcas y quedaban expuestos atrás. Golazo de la asociación James-Cuadrado y Colombia que depende de su propio juego para lograr la clasificación a la segunda fase.

Foto: Getty Images