Connect with us

Rusia 2018

Inglaterra: su paso a semifinales no fue casualidad

Published

on

Este análisis, hecho por Juan Pablo Venegas, señala algunos factores que revivieron al cuadro inglés. No estaba entre los cuatro mejores desde Italia 90. 

Factor Henderson: El hombre del Liverpool fue clave en el triunfo inglés. Ocupando la posición de Marcelo Díaz en la selección de Chile, se lució y dirigió la orquesta del conjunto de Gareth Southgate. Era la salida de Walker, Stones y Maguire. Organizó al equipo desde atrás, encontró espacios para habilitar a Sterling, recuperó balones, distribuyó para todos.

Juego aéreo: No es exageración decir que el cuadro inglés es el mejor en juego aéreo en el Mundial. El efecto cortina -que trata de distraer jugadores contrarios y tapar la visión de los marcadores para que aparezca el cabezazo de un inglés, sea Stones o Maguire- ha tenido éxito total. Así llegó el gol de Maguire tras centro de Young.

Extremos: La posición de Young y Trippier generó más posibilidades de gol para Inglaterra. Ambos subieron su volumen ofensivo y hubo momentos en que formaron línea de 4 atacantes. Young por izquierda, Kane y Sterling por el medio y por derecha Trippier. El hombre del Manchester United siempre recibió solo y tuvo espacio necesario para centrar, al igual que el jugador del Tottenham. Posición para aumentar volumen ofensivo, obtener un pase extra en ataque y descolocar a Suecia.

Formación sueca: El 4-4-2 de Janne Andersson provocó la subida de los extremos ingleses. No estaban más de 3 metros alejados de la marca. Suecia no permitió que Inglaterra atacara por el medio, intentarlo contra dos potentes líneas de cuatro no iba a ser fructífero. Los ingleses jamás rompieron pasillos interiores de Suecia.

Arquero: Jordan Pickford tuvo una jornada brillante. Atajó todo lo que provocaba Suecia. El hombre del Everton se lució ante arremetidas de Berg y Claesson. Impidió el descuento sueco.

Foto: Getty Images.

Continue Reading

Total
0
Share