El estratega español hizo uso de una cláusula de contrato, la cual le permitió dar término a su vínculo con los «Cruzados», previo pago de una indemnización.