Segunda División: los mejores del 2018

Revisa el análisis de Rodrigo Molina sobre los más destacados de esta categoría, donde Santa Cruz fue el campeón y ascendido a Primera B.

Nuestro sitio web, desde que se creó la Segunda División Profesional, ha profesado un interés mayúsculo en su difusión. Partido tras partido, nuestros seguidores pueden conocer cada uno de sus pormenores y a sus protagonistas, quienes intentaron abrir una nueva puerta para escalar en el profesionalismo hacia mejores oportunidades, jugándosela con todo cada fin de semana, y sobre todo, la chance para que nuevos valores puedan insertarse en una realidad diferente, más ardua y esforzada, para comprobar in situ que la vida en el fútbol requiere variados sacrificios.

Este 2018 no fue la excepción para la Segunda División en cuanto a los problemas y penurias que cada club vivió semana tras semana. Se nota cierto abandono de la dirigencia que rige los destinos del Fútbol Profesional, quien se niega a fortalecer al Torneo. Funciona como el patio trasero sin real importancia, con más deberes que derechos, sin obtención de réditos ni ganancias, sin mayor difusión en los grandes medios.

Está en juego también el futuro de la división, ya que se ha planteado la posibilidad de convertirla en un torneo Sub-23, lo cual dejaría a más de 100 jugadores sin un sustento diario para vivir, lo cual de por sí es escaso en una categoría donde se paga a veces el mínimo. Tal vez el acuerdo ya esté cocinado, y habrá que esperar las bases del torneo para saber el futuro de estos esforzados futbolistas.

Es hora de hacer un resumen de lo que fue este campeonato 2018 de la Segunda División Profesional, que al igual que todos los años, esperamos que no sea el último en disputarse. Estamos orgullosos de difundirlo semana tras semana.

EL CAMPEÓN: DEPORTES SANTA CRUZ

Ser el justo Campeón de la divisional requirió un proceso de corto aliento. Los santacruzanos, cada fin de semana, se fueron convirtiendo en un cuadro sólido en todas sus líneas, con una seguridad defensiva que hizo cerrar todos los caminos ofensivos de sus rivales, un mediocampo aplicado y elegante en el manejo de los tiempos y en la tenencia del balón, y un ataque letal, con dos delanteros rápidos, incisivos y letales en el área. Un elenco que gozó de las mieles del equilibrio futbolístico y que logró plasmarlo fecha a fecha.

EL TÉCNICO: OSVALDO HURTADO (Deportes Santa Cruz)

Un plantel joven y lleno de hambre necesitaba la conducción de un hombre de experiencia, sabio y conocedor de la realidad de la División, alguien que conoció el éxito de llevar a una institución a un ascenso de categoría (Magallanes, campeón de Tercera División 2010), pero por sobre todas las cosas, un técnico que lograra plasmar el equilibrio en todas las líneas como eje fundamental de una campaña exitosa. “Arica” Hurtado pudo llevar a cabo sus ideas futbolísticas, convirtió a Santa Cruz en un tándem inexpugnable, aprovechó los momentos propicios para hacerse de la victoria y le transmitió confianza a un grupo de jugadores, algunos con sed de revancha y otros con deseos de gloria.

 

ONCENA IDEAL 2018:

PORTERO: RODRIGO PAILLAQUEO (Deportes Santa Cruz)

Sin lugar a dudas, la mejor temporada del nacido en Colo-Colo, desde aquel 2010 con Magallanes en Tercera División. No solo por sus grandes atajadas, sino por ese don de mando que lo llevó a transformarse en un líder en el campo de juego, el gran capitán de un equipo hambriento del logro máximo. Paillaqueo logró cristalizar su madurez personal en el éxito futbolístico, y sus decisivas actuaciones le transmitieron la calma necesaria a sus compañeros para que éstos realizasen el resto del trabajo que los llevó a ascender de categoría.

LATERAL DERECHO: GUILLERMO AVELLO (Independiente de Cauquenes).

Gran año del “Memo”, titular indiscutido en 25 de los 26 partidos jugados en los rojos de Cauquenes. Este año se transformó desde aquel puntal por el sector derecho que buscaba incesantemente el gol en Fernández Vial en un lateral aplicado, de gran quite y aplicación, con sentido de marca y aplicación en todo momento del partido, y abandonando ese deseo de marcar que lo llevaba a desordenarse en el campo de juego. Uno de los grandes frutos de un gran estratega como lo es Felipe Cornejo.

DEFENSOR CENTRAL: FIDEL CÓRDOVA (Deportes Santa Cruz)

Junto con Paillaqueo y Penroz, un pilar fundamental en la gran campaña santacruzana que los llevó al Ascenso de categoría. Otro de los jugadores que la división le exigió realizar una metamorfosis mental y futbolística, transformándose desde un central aguerrido y con excesiva fuerza a un central con gran anticipo, marca leal y don de mando y ordenamiento de la última línea. Jugó un total de 24 partidos y en ninguno de ellos fue expulsado, cumpliendo con creces su rol en base a la responsabilidad dentro del campo de juego.

DEFENSOR CENTRAL: CLAUDIO MUÑOZ URIBE (General Velásquez)

Una gran temporada del nacido en el querido Ferroviarios. La estrategia técnica de “Tomatín” Rojas plasmaba su realidad en el gramado a partir de la seguridad defensiva encabezada por el aplomo, dominio de los tiempos y espacios y marca eficiente de Muñoz Uribe. Hábil en el juego aéreo y en el anticipo, logró transmitir confianza al resto de los defensores, a pesar de haber estado ausente los tres primeros partidos del torneo. Su llegada a los verdes logró ser un aporte importante a la gran campaña del cuadro subcampeón, marcando incluso dos goles.

LATERAL IZQUIERDO: MAURO AGUIRRE (Deportes Santa Cruz)

El dueño de la banda izquierda en el cuadro campeón de la categoría. Después de temporadas con muchas dudas en Coquimbo e Iberia, Aguirre obtuvo lo que necesitaba para realizar una gran campaña: confianza, la que le dio “Arica” Hurtado para convertirse en un guardían celoso del lado izquierdo del campo, marcando eficientemente en defensa y proyectándose habitualmente en ofensiva, con centros que habitualmente fueron capitalizados por los arietes goleadores del elenco santacruzano. Solo estuvo ausente en un partido en la temporada.

VOLANTE DERECHO: EDUARDO VILCHES (Independiente de Cauquenes).

Uno de los elementos que arribó a Cauquenes no solo para reforzar al cuadro rojo y responder a los requerimientos del DT Cornejo, sino que su llegada a la tienda cauquenina respondía a un deseo de revancha personal y reivindicación futbolística después de su frustrante paso por Ñublense. Se transformó en un ejecutante excelso de las pelotas paradas, en un habitual rematador de distancia, y desde la derecha del campo, en un magistral lanzador de pases largos y precisos. Marcó seis goles y jugó 24 partidos en el año.

VOLANTE CENTRAL. FELIPE ELGUETA (Iberia)

El mejor jugador del cuadro azulgrana en medio de una frustrante campaña. Desde su aparición en el segundo partido de la temporada que se quedó con la titularidad y se transformó en un líder dentro del campo de juego, empujando a su equipo a remar contra la adversidad y en la búsqueda de abrir nuevos caminos para obtener la victoria, rematando de distancia y generando fútbol ya que la idea del DT Almendra se saltaba al tradicional “10”. Jugó un total de 22 partidos, estando ausente por suspensión en el resto de los compromisos.

VOLANTE IZQUIERDO: PATRICIO TRONCOSO (General Velásquez)

Un jugador que asomaba como un talentoso en las cadetes de Cobreloa, pero que nunca pudo plasmar sus ricas condiciones, y que desapareció algunas temporadas tras jugar en elencos de Tercera División. Su llegada a San Vicente supuso una evolución en su forma de jugar, dejando de ser el “10” clásico para avanzar hacia la izquierda del campo de juego, destacándose por su habilidad, rapidez e inteligencia en el traslado y tenencia del balón, encontrando los momentos precisos para dar los zarpazos al área rival, ya sea a través del pase corto o el remate de distancia. Jugó la totalidad de los partidos de la temporada y marcó 4 goles.

VOLANTE DE CREACIÓN: CRISTOPHER PENROZ (Deportes Santa Cruz)

Muchos de los que entendemos el fútbol nos preguntábamos ¿dónde está aquel volante que prometía en Colo-Colo?, o ¿qué hace perdido en La Pintana? Desde 2010 que no veíamos a Penroz en la plenitud de sus capacidades, y pudimos gozar fecha tras fecha de la claridad futbolística de un volante frío, calculador, pero efectivo. Penroz dejó de ser un volante sin mayor tránsito en el medio del campo, pasando a desdoblarse en sus funciones y a generar juego incluso desde su propia zona. Fue otro de los elementos a los cuales Osvaldo Hurtado les devolvió la confianza en sus capacidades. Jugó 25 partidos y marcó un gol, el último de la temporada brillante de los santacruzanos.

ALERO: LUCA PONTIGO (Deportes Santa Cruz)

Hurtado tuvo la inteligencia de devolverles la confianza en sus medios a varios de sus elementos, en busca del éxito al final logrado. En el caso de Pontigo, quien se había convertido literalmente en un alma en pena que no encontraba su norte en el ascenso del fútbol chileno, no solo confió en él, sino que se le inculcó un factor importante: la disciplina, tanto en el factor emocional como en lo táctico, lo cual tuvo sus frutos al ser el goleador del equipo con 12 conquistas, por ser titular indiscutido en toda la temporada, e incluso ser elegido como el mejor futbolista de la categoría en la Gala del fútbol chileno, organizada por El Gráfico y ANFP.

CENTRODELANTERO: GUILLERMO DIEGO HUERTA (Deportes Santa Cruz)

Muchas expectativas habían sobre la actuación de Diego Huerta en la Segunda División, tomando en cuenta su realidad como letal goleador en clubes de Tercera División A y B. Y, al contrario de otros casos, Huerta cumplió con creces lo que se esperaba de él. Fue el segundo goleador del elenco campeón, formó una dupla letal con Pontigo y marcó el gol más importante en los últimos tiempos de la rica historia futbolera santacruzana: el penal con que los blancos abrieron la cuenta en San Vicente de Tagua Tagua. Huerta jugó 22 partidos y marcó 11 goles, y aún tiene mucho que aprender.

MEJOR JUGADOR EXTRANJERO. MILTON ALEGRE (General Velásquez):

Tercera parte de un cuento genialmente construido. Milton ya es un experto en este tema y por tercer año consecutivo es elegido por nuestro sitio web como el mejor foráneo de la temporada. Pese a salir de Melipilla, su llegada a General Velásquez fue uno de los factores fundamentales del subcampeonato obtenido. Muchas veces se las tuvo que arreglar solo frente a las defensas contrarias, ya que sus compañeros de ataque no tuvieron el mismo nivel, y pese a aquello, Alegre marcó 15 conquistas en 24 partidos jugados. Debemos reconocer que este año la elección fue más reñida, ya que Mauro Aguirre tuvo también grandes merecimientos.

JUGADOR REVELACIÓN: FELIPE GAETE (Deportes Vallenar)

A ciencias ciertas no fue una temporada en la cual los jugadores cercanos a los 20 años tuvieran actuaciones destacadas o se hicieran rápidamente de la titularidad. Sin embargo, el joven volante surgido en la cantera de Deportes Copiapó no solo se destacó por jugar permanentemente en la tienda vallenarina, sino también por su polifuncionalidad y desdoblamiento de funciones, lo cual incluso lo llevó a jugar de delantero, siendo un valor interesante en el cuadro del Norte Chico. Fue titular en 24 partidos y marcó 4 goles, y si llega a volver al cuadro copiapino, llevará como bagaje una experiencia notable de destacar.

MEJOR JUGADOR SEGUNDA DIVISIÓN 2018.

Nuestro sitio web ha escogido a RODRIGO PAILLAQUEO, portero y capitán de Deportes Santa Cruz, como el MEJOR JUGADOR de la Temporada 2018. Felicitaciones para uno de los artífices más importantes del ascenso logrado por la escuadra de la Región de O’Higgins.

Foto: José Manuel Vera