El cuadro maulino ratificó la continuidad del ex campeón de Tercera B, generando descontento en la hinchada roja.

Tras la salida de Luis Musrri en la segunda fecha de la Segunda División al caer por 0-1 ante Colchagua, Bustamante asumió como entrenador titular.

El ex adiestrador de Pilmahue asumió la banca cauquenina el 29 de agosto con un empate a cero ante Iberia en Temuco, por lo que sumó la segunda unidad de los “Diablos rojos” en el torneo. Tras ello, la campaña ha estado marcada por un irregular desempeño, con una estruendosa caída por 1-4 ante Recoleta, un triunfo por la cuenta mínima ante Deportes Concepción y la derrota ante Lautaro de Buin el pasado miércoles, por dos tantos a cero en La Florida.

Pasadas seis fechas, el balance totaliza un triunfo, dos empates y tres derrotas. Es el segundo elenco con menor cantidad de goles convertidos (tres, solo supera a Linares, que cuenta con un gol a favor)  y uno de los elencos con más goles en contra: ocho, lo que iguala la marca de Recoleta, Fernández Vial, Deportes Concepción e Iberia.

Son números que han preocupado a la hinchada cauquenina, principalmente por el nivel de juego.

image

Bustamante, quien dirigió cuatro partidos como entrenador titular y totaliza un 33% de rendimiento, tendrá un importante desafío en la séptima fecha, al recibir a Deportes Linares en el Fiscal de Talca, marcando la reedición del clásico del Maule Sur, ahora en la segunda división.

Foto: Solo Tercera