Por Rodrigo Molina.

El “Lunfardo” es un elemento típico de la jerga argentina. Se define como un “habla popular argentina, compuesta de palabras y expresiones que no están registradas en los diccionarios castellanos corrientes”. La “lunfa” está asociada directamente con las costumbres y tradiciones, principalmente de los barrios bonaerenses, quienes la adoptaron como forma de expresión propia del lenguaje. Uno de los términos más utilizados del lunfardo en Argentina, y que se expresa como significado de estúpido, imbécil o idiota, es el término de PELOTUDO, el cual posee una significación más amplia que el de “Boludo”, el cual se utiliza como una especie de sinónimo de Huevón.

Según la ciencia de la Psicología, la idiotez se define como aquel retraso mental profundo, que consiste en la ausencia casi total en una persona de facultades psíquicas o intelectuales. La imbecilidad, por su parte, apunta a la escasa inteligencia, la torpeza o una conducta poco pertinente. Mientras tanto, la estupidez es la torpeza notable en comprender las cosas, asociado con la probabilidad de causar daño a otras personas o grupos sin obtener beneficios personales algunos. Las tres etimologías son objeto de estudio de la conducta humana, y ocupan los tres últimos lugares en la tabla psicológica de la misma. Los tres términos, de acuerdo a la “lunfa”, caben bajo una misma palabra: PELOTUDEZ.

Tanto la estupidez como la imbecilidad y la idiotez están asociadas por diversas causas. Una de ellas es la Inmadurez, la cual podemos definir como la falta de sensatez, prudencia o buen juicio, lo cual se manifiesta como el miedo a desarrollarse como persona, temor al compromiso, baja tolerancia a la frustración o manifestaciones conductuales como la rabia o la ira sin ningún motivo. Una persona puede alcanzar la madurez personal en forma temprana, entre los 20 y los 30 años, y otros u otras demoran más allá de lo habitual, madurando recién entre los 40 y los 50 años de edad, muchas veces como consecuencia de malas experiencias o golpes que da la vida.

Muchos de ustedes se preguntarán, ¿y qué tiene que ver todo esto con el fútbol? Mucho tiene que ver, porque un porcentaje importante de futbolistas, en Chile y en el mundo, no ha alcanzado la madurez y se comportan de acuerdo a la característica típica de un inmaduro, que es la falta de responsabilidad, en sus acciones, en sus expresiones y en sus decisiones. En los últimos tiempos, hemos presenciado a muchos futbolistas comportándose como verdaderos PELOTUDOS, llevando a cabo actos que rozan la falta de ética, de responsabilidad, con una ausencia marcada de inteligencia y de tino, que conlleva en los demás, en hinchas, dirigentes, cuerpos técnicos y compañeros de equipo, expresiones y manifestaciones que van desde la incredulidad hasta el más absoluto rechazo.

Hemos seleccionado 11 casos, 10 de ellos relacionados con el fútbol y uno con la contingencia nacional que nos rodea, en donde los ejemplos de PELOTUDEZ van más allá de lo craso y de lo aceptable.

1-. JUAN MANUEL INSAURRALDE, EL AUTOREFERENTE.

El Chaco Insaurralde, ex defensor de Newell´s y Boca Juniors, llegó a Colo-Colo como refuerzo en el año 2018. Un defensor alto, de buen juego aéreo, que se asoció de buena manera al principio tanto con Barroso como con Zaldivia, que con el correr de las tres temporadas en que estuvo en el Cacique, fue evidenciando cada vez más y más ripios. A pesar de que fue expulsado solo en una ocasión, su pierna excesivamente fuerte, que causó más de algún lesionado, tuvo como consecuencia de que se le adjudicara el apodo de “El Carnicero de Macul”. Junto con aquello, su habilidad de sacar de quicio a los delanteros rivales provocó que fuera uno de los defensores más vilipendiados por el periodismo deportivo especializado, por los jugadores contrarios y por la propia hinchada alba (Recordemos el caso cuando provocó la expulsión de Ángelo Henríquez en un clásico en el Estadio Nacional). Si bien evidenció calidad en el salto y una presencia imponente, con el correr de los partidos su falta de técnica se manifestó en carencias en cuanto a la marca y la anticipación, lento como un bolero. Incluso, llegó a marcarle un gol a la U de Chile con el bajo vientre.

Pero la pelotudez de Insaurralde radicó en creerse un referente albo, alguien con la misma estatura histórica de un Leonel Herrera, un Chano Garrido o un Fernando Astengo (ni siquiera estaba a la altura de Julio Barroso en cuanto a liderazgo). El Chaco fue uno de los culpables de la división interna del camarín albo, negociando premios no para todo el grupo, sino para unos pocos, haciéndose ostensible igualmente su prepotencia en el trato con los compañeros más jóvenes y con algunos funcionarios del Club. Un ejemplo triste de aquello fue cuando al Canchero del Estadio Monumental le exigió que regara la cancha, sacándole la madre por no haberlo hecho antes (“Que moje la cancha… a ese hijo de las mil putas… ¡Mojá la cancha, la concha de tu madre!…”), en un ejemplo claro de faltarle el respeto a un trabajador chileno. Prepotencia asociada con pelotudez.

2-. NICOLÁS CASTILLO, EL BURLESCO.

Nadie ha negado con el correr del tiempo las dotes futbolísticas que alguna vez exhibió en las canchas de Chile y de algunos países del mundo, el delantero Nicolás Castillo. Muchos nos entusiasmamos, sobre todo al ver su rendimiento en la Universidad Católica, que iba a ser la nueva esperanza de gol de la Selección Chilena, y muchos lamentamos el mal que sufrió en una de sus piernas debido a la trombosis que le afectó. Sin embargo, Castillo debe ser uno de los futbolistas con mayor déficit en cuanto a madurez se refiere, y en los últimos tiempos ha incurrido en expresiones condenables, como por ejemplo, irse en contra del Capitán de la UC, José Pedro Fuenzalida, reaccionando con una indignación inusitada solo porque el Chapa había señalado que Colo-Colo es el equipo más popular de Chile y que la U tiene la mejor hinchada. Castillo, asiduo permanente de las redes sociales, cuestionó la capitanía de Fuenzalida solo porque había vestido la camiseta de “la contra”, en alusión a sus clásicos rivales. El Chapa, uno de los futbolistas con mejor preparación cultural en el medio, señaló que “las redes sociales para mí no son el lugar para expresar algunas cosas, pero ya está, no es algo que me preocupe. Estoy enfocado en lo que estoy viviendo acá”, mientras que algunos hinchas cruzados tildaban al Nico como un “flaite envidioso”.

Sin embargo, lo más indignante y pelotudo que realizó Castillo fue como se burló de los jugadores de Colo-Colo que cayeron contra Ñublense por 5-1 en Chillán, mostrando en su Instagram una imagen con un emoji que representaba una mano saludando con sus cinco dedos abiertos, en clara alusión a los goles recibidos por los albos aquella noche en el Nelson Oyarzún. Recordemos que en aquella oportunidad, 16 jugadores albos fueron declarados en cuarentena por la autoridad sanitaria, debido a un caso positivo y 15 contactos estrechos. Entonces, un grupo de jugadores suplentes, muchos de ellos juveniles sub-20 y sub-17 (algunos de ellos haciendo sus primeras experiencias en Primera), tomaron la posta y jugaron aquel compromiso. Castillo se burló de niños, de jóvenes llenos de ilusiones y sueños, recibiendo el rechazo más absoluto del entorno futbolístico, muchos de los cuales manifestaron que “se le volaron los pajaritos de la cabeza o que le faltaban varios palos para el puente”, en clara alusión a su falta de inteligencia y de tino, tal como los señalaron Leonardo Véliz o Felipe Flores, quien también señaló que “Castillo reaccionaba así porque lo habían echado de Colo-Colo cuando estaba en las cadetes”. La sensatez estuvo de la mano del Capitán de la Roja, Claudio Bravo, quien elogió la actuación de los juveniles albos, señalando: “La única derrota es rendirse, todo lo demás es parte del camino para llegar al éxito. Toca sacudirse y mirar hacia adelante. De las adversidades nacen los campeones calma! Sigan trabajando más duro que nunca muchachos”. Un ejemplo de madurez y decencia, que Castillo a lo mejor nunca aprenderá.

3-. JOHNNY HERRERA, EL DEFENSOR.

Johnny Herrera ha sido uno de los porteros más importantes en la historia del fútbol chileno. Uno de los ídolos máximos en la Universidad de Chile, el más ganador con 11 títulos, un líder dentro y fuera de la cancha, y que no solo tuvo éxito con los azules, sino también fue uno de los artífices del título conseguido con Everton en el Apertura 2008 (Además que se retiró en el cuadro evertoniano el año pasado, jugando todos los partidos como titular) y sus buenas actuaciones en Audax Italiano. Sin embargo, “el Johnny” goza de un defecto que no ha podido sustraerse, su excesivo odio hacia todo lo que sea colocolino.

Este año, Herrera cruzó la vereda y hoy lo vemos detrás de la pantalla en un programa de análisis futbolístico en TNT Sports, canal oficial del fútbol chileno. Sus aportes son críticos y ácidos, pero con fundamento y base, de acuerdo a sus experiencias vividas en el campo de juego… Hasta que llegó el momento de analizar la fatídica jugada del penal no cobrado por el árbitro Fernando Véjar, en donde el central de Palestino, Cristián Suárez, golpea claramente con el brazo al colocolino Gabriel Costa. Todo el mundo futbolero comentó y opinó sobre la jugada, señalando que había sido un claro penal que Véjar no quiso cobrar. Incluso ex árbitros como Carlos Chandía y Pablo Pozo realizaron un análisis acabado de la jugada criticando la decisión de Véjar y apoyando la tesis de que una decisión personal había perjudicado a los colocolinos. Todos opinaron lo mismo, menos Johnny. El ex portero azul, sin muchos fundamentos y exhibiendo un anti colocolinismo por todos sus poros, apoyó la decisión de Véjar, tildándola de “perfecta”, y que “era una jugada de típico apoyo de fútbol cuando vas a jugar una pelota dividida”. Herrera quedó ante muchos ojos como un pelotudo, y el rating comenzó a bajar, pero el Johnny es un hombre inteligente. No se si habrá habido alguna reunión o no, pero sus comentarios en el canal cada vez se han vuelto más conciliadores y objetivos, incluso hacia el propio cuadro albo, como aquel programa en donde elogió la Copa Libertadores obtenida hace 30 años. Más que una pelotudez, es un proceso de madurez acompañada de un nuevo rol que Johnny debe asumir, ahora lejos del área chica y los tres palos.

4-. NICOLÁS BLANDI, EL PORFIADO.

 Colo-Colo ha tenido delanteros inolvidables a lo largo de su historia. Desde Alfonso Domínguez hasta Esteban Paredes, pasando por Jorge Robledo, Luis Hernán Álvarez, Carlos Caszely, Hugo Rubio y Marcelo Barticciotto, entre muchos otros. Y han sido ejemplos contados con los dedos de las manos los delanteros que han fracasado en la tienda alba. El más reciente es el más notorio, Nicolás Blandi. Un delantero de un currículum envidiable, con pasos exitosos en Boca y San Lorenzo en Argentina, pero que en el último tiempo comenzaba a exhibir ripios ofensivos y sequías goleadoras manifiestas, con un fracaso en la Ligue 1 de Francia y con goles reducidos en cantidad. En Colo-Colo no marca desde marzo del 2020 antes de la pandemia, solo suma 2 goles en apenas 16 partidos jugados. A lo que se suman sus deficitarias actuaciones, donde evidencia su falta de técnica, su cabezazo con la mollera (como el que falló ante la U en el nacional el año pasado) y sus pases 100% erráticos. Pero Blandi no se quiere ir, se siente cómodo en la ruca alba, y ha rechazado ofertas de los mercados brasileño y mexicano. Según el ariete argentino, busca una revancha, pero el DT Quinteros no lo quiere, la dirigencia no lo quiere, y todos le buscan una salida. ¿Por qué Blandi es tan necio, tan pelotudo, que no quiere moverse de Macul?

La respuesta es fácil, los 77 millones de pesos mensuales que engrosan mes a mes la cuenta corriente del argentino, fruto de una de las tantas malas decisiones de Aníbal Mosa en su anterior experiencia como Presidente de Blanco&Negro y que casi lleva a la ruina a la institución más importante del fútbol chileno, que estuvo a un paso de descender a la B. Blandi hace la más simple, me hago el pelotudo, me quedo, entreno a media máquina, me “lesiono”, me importa un carajo no jugar, total me tienen que pagar cada fin de mes.

5-. JOSÉ BARRERA, EL IRRESPONSABLE.

¿Recuerdan aquella imagen de un futbolista orinando sobre una Patrulla de Carabineros? Ese caso sucedió en Calama en el 2016. Un grupo de jugadores realizó un festejo antes de un partido por la Copa Chile de aquel año, el cual finalizó con una derrota 0-4 ante Iberia, club militante de la Segunda División. En aquellos años, Cobreloa pasaba por una triste crisis deportiva, había descendido un año antes a Primera B por primera vez en su existencia como Club Deportivo. El festejo causó indignación en la dura hinchada loína, mientras que los dirigentes encabezados por su Presidente, Gerardo Mella (qepd), señalaba que “vamos a tomar medidas radicales contra estos señores que no tienen ningún compromiso con nuestro club. Ya la decisión se tomó y no vamos a ser cómplices de este hecho”. El futbolista sorprendido orinando sobre la Patrulla se llamaba José Barrera, un volante de contención que suplía sus limitaciones técnicas con una marca recia y constante, con una buena campaña en Santiago Morning, pero que a partir de su paso por Calama comenzaría su debacle. Barrera, a modo de disculpa, señalaba que “Errar es humano. Todos hemos cometido errores y hay que asumirlo como los hombres que somos”. “¿Por qué lo hice? Fue algo de broma, siempre he sido así. Llevado a mis ideas. Fue una broma de amigos. Estoy muy apenado y triste”.

Cinco años después, ahora en el Sur de Chile, en la Región del Bio-Bio, volvía a suceder casi la misma escena. Cinco jugadores de Deportes Concepción fueron sorprendidos en una fiesta clandestina, con presencia de mujeres, violencia y alcohol, según un periódico de la capital penquista. Dos de estos jugadores habían sido recién incorporados a la institución lila, y se esperaba su puesta a punto para la tercera fecha del Torneo de Segunda División. Uno de estos jugadores es… José Barrera. ¿Tropezar de nuevo y con la misma piedra? Es el ejemplo de pelotudez máxima, mezcla de inmadurez, indisciplina e irresponsabilidad manifiesta. ¿Qué justificación puede tener Barrera?, ninguna. Muchos jugadores han quedado en la vera del camino, algunos por sufrir graves lesiones, otros por privilegiar sus estudios, perdieron grandes oportunidades. Barrera las desechó como un envase vacío de súper 8, y su aporte ha sido escaso en los últimos años: 3 partidos en Lautaro (2020), perdiendo la titularidad hasta no ser considerado en Rangers (2019), ahora sin club y con las puertas cada vez más cerradas.

6-. LAS DUDAS DE DUDAMEL.

Hubo un momento en que la Universidad de Chile estaba entre los tres mejores equipos del mundo. De la mano de Jorge Sampaoli, habían formado un equipo imbatible que se tituló Campeón en cuatro torneos consecutivos, además de la Copa Sudamericana 2011. Detrás de aquello había una gestión directiva eficaz, de la mano de Federico Valdés, primero, y de José Yuraszeck, después. Sin embargo, la salida de ambos significó el comienzo de la debacle azul, de la mano de una mala gestión de Carlos Heller y con un desfile increíble de futbolistas y técnicos, con tan malas decisiones que motivaron cambios en la dirección técnica, sacando a buenos entrenadores como el argentino Frank Darío Kudelka, reemplazándolo por el uruguayo Alfredo Arias que casi termina con la U en Primera B, y con la salida de referentes históricos del cuadro azul por la puerta de atrás, como Johnny Herrera y Mauricio Pinilla.

Un ejemplo de aquellas malas decisiones dirigenciales, pensando más en el mercado que en la tabla de posiciones, fue la salida de Hernán Caputto, que le estaba dando un sello y un orden futbolístico a los azules, y reemplazarlo por el ex portero de la selección venezolana de fútbol, Rafael Dudamel, quien tuvo una positiva experiencia al mando de la “vinotinto”, pero que venía de un sonado fracaso en el fútbol brasileño (Atletico Mineiro). Dudamel pretendió imponer un esquema de trabajo rígido, basado en la disciplina grupal e individual y que debía trasuntarse en el campo de juego. Sin embargo, el Chamo desconocía la idiosincrasia y la tradición azul, sobre todo en cuanto a los ídolos y su presencia dentro y fuera del campo de juego. El primer grave error que cometió Dudamel fue marginar a Walter Montillo, considerado como “el último ídolo azul”. El DT venezolano hacía mella de su trato prepotente hacia sus dirigidos, mandando a Montillo a entrenar con los cadetes del cuadro laico (“Anda a entrenar a Alaska”). Esto trajo como consecuencias que poco a poco se sucediera un divorcio entre el venezolano y sus jugadores, que disminuyera su capacidad ofensiva, que la U se transformara en un murallón defensivo y que goleadores como Larrivey perdieran fuelle goleador. Dudamel seguiría cometiendo errores, como enfrentarse con otros técnicos en pleno partido (Cristián Leiva, en el Nacional contra Iquique), no dar un buen trato a funcionarios y trabajadores del club y privilegiar a jugadores de poco nivel técnico, como Gonzalo Espinoza y Camilo Moya, por sobre otros jugadores con mayor capacidad. Entonces, las dudas comenzaron a surgir, los triunfos se convirtieron en empates, y se siguió con la seguidilla de derrotas ante Colo-Colo en el Monumental. Tal vez su mayor acierto fue sacarle réditos a Ángelo Henríquez, dándole la titularidad siendo respondida con goles por el ariete, lo cual no ha sucedido este año. Pelotudez disfrazada de falta de sensatez y ausencia de prudencia.

7-. MAXI FALCÓN, EL QUE SE LAS DA DE CHORO.

La hinchada de Colo-Colo es una de las más incondicionales que ha habido a lo largo de la historia, siendo factores importantes como apoyo al equipo albo en grandes hazañas logradas en el tiempo. Estadios llenos en el Nacional y en el Monumental, apoyando infinitamente al “eterno campeón” en aquellas inolvidables noches como el Título de 1986 en la histórica definición ante Palestino o el inmortal 5 de Junio de 1991, cuando se logró la Copa Libertadores de América. Sin embargo, tiene un defecto que se ha ido acrecentando con el paso de los años: considerar a cualquier jugador como ídolo del club, por el solo hecho de sacarla de la raya, trabar con la cabeza, pararla de pecho o mostrar garra en el gramado.

Uno de estos casos es el de Maximiliano Falcón, para mí un central limitadísimo, ejemplo de desorden en el tramado defensivo y de dependencia de otros zagueros centrales para que lo ordenen y lo orienten en la última zaga. Falcón dependía de lo que le ordenaba Alexis Rolín en el Rentistas Campeón Uruguayo, porque muchas veces uno lo veía literalmente jugando en el mediocampo, o, lisa y llanamente, tuvo que aprender a jugar de zaguero a partir de las enseñanzas de un gran maestro como lo es Julio Barroso. Sin embargo, la hinchada lo idolatra, festeja sus cabezazos a ras de suelo, sus gritos estrafalarios cuando le cometer foul o su exceso de ímpetu en el campo de juego, apoyado todo esto por algunos periodistas que lo tildan de ídolo y lo ponen en el mismo sitial, literalmente hablando, de Don Elías Figueroa, faltándole el respeto a la figura histórica de Don Elías.

Sin embargo, poco a poco a Falcón se le están subiendo los humos a la cabeza y ha incurrido en acciones no aceptables por el entorno futbolístico. Vale recordar su expulsión ante la UC en la disputa por la Supercopa 2021 cuando, como futbolista “achora’o” de barrio, le fue a tirar combos a Valber Huerta, recibiendo como castigo cuatro fechas de suspensión, que obligaron a Gustavo Quinteros a echar mano a las cadetes (lo cual dio resultados gracias a las muy buenas actuaciones de Jeyson Rojas y Daniel Gutiérrez). Hace un fin de semana atrás, Falcón actuó como un vulgar pelotudo cuando entra a la cancha (siendo suplente), en vez de pasarle el balón al portero serenense Zacarías López, tiró el balón para afuera. Eso es tocarle la oreja al rival, es exaltarlo y sacarlo de las casillas, es desconcentrar y perjudicar el trabajo que en la semana realizan compañeros de profesión. Eso conllevó a que se le tiraran encima los jugadores granates, y que el Ayudante Técnico de La Serena, Pablo Lenci, lo agarrara del cuello. Falcón se hizo el gil metiéndose las manos en los bolsillos, pero por esa pelotudez irresponsable, más de alguno se las va a cobrar en un futuro partido. Esto no es Uruguay.

8-. ARTURO VIDAL Y EL COVID-19

Es difícil hablar de Vidal y criticarlo. Una, porque es un futbolista extraordinario, dotado de un físico prodigioso, de una técnica envidiada por las grandes ligas del mundo y por un tesón y amor propio que lo han hecho alcanzar las más altas cumbres del fútbol más importante de Europa. Para mí, Vidal está entre los cinco mejores futbolistas chilenos de la historia, junto con Don Elías, Marcelo Salas, Alexis Sánchez y Carlos Caszely, y su historia aún no finaliza en el deporte más sagrado.

La realidad nos muestra dos imágenes absolutamente contrapuestas. Por un lado, el Vidal disciplinado, ordenado, maduro, que en el Inter y antes en el Barcelona y la Juventus, se desvivía por trabajar y jugar en pos de su equipo, de su hinchada y de las órdenes que le daban sus respectivos directores técnicos, encauzando su labor hacia la excelencia individual y colectiva. Vidal trabajó con Allegri en la Juventus y con Conte en el Inter, técnicos que basan su labor en la disciplina táctica y personal, dentro y fuera del campo de juego. Arturo entonces debe mostrarse como un ser obediente ante las directrices de las diferentes esferas donde el labura. Esto significa que necesita de un mando y una orientación permanente, a la cual sabe acatar y cumplir de la mejor manera posible.

Pero Arturito toma un avión y sufre la metamorfosis de Kafka. Se transforma totalmente, se libera, se convierte en el “King”, el ser adorado por la galería y el mundo reporteril. Entonces, aprovechemos un día libre y vámonos al Club Hípico, vámonos a San Joaquín a ver al Rodelindo, vámonos a San Carlos de Apoquindo a ver a la “Cato”, juntémonos con la minita que conocí por Instagram…, uh, chupalla… se me olvidó ponerme la mascarilla, tengo una sola dosis de Sinovac… Me duele la garganta, siento el cuerpo pesado, tengo fiebre, me resfrié… Arturo Vidal contrajo el Covid-19…

Esta vez, Vidal no recibió el apoyo del mundo futbolero. Es más, las críticas a su pelotudez se fueron sumando con el paso de las horas. El King era vilipendiado, criticado en forma ácida por primera vez desde el choque con el Ferrari. Desde Juan Cristóbal Guarello hasta la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez, condenaron la irresponsabilidad de Arturo, tomando en cuenta la actual situación sanitaria (crítica hasta el día de hoy) que requiere los cuidados personales más esenciales, hasta tomar en cuenta que él debe ser un ejemplo para miles de niños y jóvenes deportistas de nuestro país. Ya un Campeón Panamericano de Ciclismo falleció por el maldito bicho. Rogamos que no haya otro deportista fallecido. Vidal debe madurar de una vez por todas, sus actos influyen en demasía, no solo a la Roja, no solo a sus compañeros, sino también a todo un entorno pendiente de sus avatares.

9-LUIS ADVÍNCULA, EL RAYO APAGADO.

Tomemos un caso del fútbol internacional. Esta semana se vivieron intensos comicios electorales en el Perú, en donde se enfrentaban dos fuerzas totalmente polarizadas y contrapuestas. Por un lado, un líder izquierdista (Pedro Castillo), por otro lado, una representante de la derecha más conservadora (Keiko Fujimori). Semanas atrás, un grupo de 14 seleccionados peruanos, encabezados por el volante Edison Flores, daban su apoyo a la hija del ex dictador Alberto Fujimori, preso por delitos de lesa humanidad. Uno de los más entusiastas en cuanto a expresar su apoyo a la candidata de derecha fue el lateral Luis Advíncula, quien se manifestaba “No al Comunismo. Ponte la camiseta, Perú”. Bueno, eso es natural y aceptable en cualquier democracia, todos tienen el derecho a escoger su opción política, elegir sus candidatos y expresar sus ideas, pero…

… A Advíncula se le olvidó que él milita en el Rayo Vallecano de la Primera B de España. Club afincado en Vallecas, en las afueras de Madrid, y que posee una profunda raigambre COMUNISTA. Las peñas (barras) del cuadro vallecano declaraban: “No cuestionamos tu derecho a opinar, cuestionamos la honestidad de tus actos y el respeto por Vallecas y nuestra clase. Es una vergüenza que vistas la franja roja, la que sea. Contamos los días para que dejes de ensuciarla”. El Rayo es un equipo reconocido mundialmente por ser un club identificado con su barrio, de origen obrero y de identidad izquierdista, cercana al comunismo. Fue uno de los clubes que dio dura oposición al régimen fascista de Francisco Franco en pos de la defensa de sus derechos.

Pero Advíncula desconocía esta realidad histórica, y quedó como un pelotudo delante de la afición rayista, la cual espera darle una cálida bienvenida a su retorno al barrio vallecano. Ni el gol que le convirtió a Ecuador lo salva…

10-. DAVID ESCALANTE Y UNA BANDERA.

Con mucha tristeza, cada día contemplamos los trágicos sucesos que están hasta el día de hoy aconteciendo en Palestina. Ataques asesinos comandados por el ejército de Israel, han destruido muchas zonas de la Franja de Gaza y cobrado la vida de miles de hombres, mujeres y niños. No existe el respeto a la vida ni a los derechos humanos, se barre no solo con un territorio, sino también con la dignidad de un pueblo que merece la libertad y la felicidad que le otorga existir como Nación. Nos provocó una gran emoción ver a los jugadores de Palestino en un partido por la Copa Sudamericana, salir al campo de juego (iniciativa de su capitán, Luis “el Mago” Jiménez), con el tradicional Keffiyeh (una especie de pañoleta muy usada en Palestina), en repudio por los ataques arteros que ha sufrido su pueblo.

Sin embargo, a miles de kilómetros de distancia, en el Estadio Zorros del Desierto de Calama, un delantero argentino sorprendía a todos festejando su gol sacando una bandera desde su uniforme… Ese delantero se llama David Escalante, y esa bandera era la de Israel… de inmediato se sucedieron miles de críticas en las diferentes redes sociales, junto con cientos de hinchas calameños que pedían que el ariete loíno fuera despedido de la institución naranja.

El reglamento de la ANFP es claro: “prohíbe las alusiones políticas, religiosas o que contengan cualquier tipo de mensaje” y añade que “será sancionado con una multa de 10 UF al club al que pertenezca el jugador”. Cobreloa tuvo que pedir inmediatas disculpas al pueblo palestino y al mundo del fútbol en general, a la vez que obligaba a Escalante a cancelar de su bolsillo la multa establecida.

Escalante pretendió justificar lo injustificable: “Esto no es político, es amor al pueblo de Dios. Tiene que ver con las convicciones religiosas. Es el pueblo que Dios eligió. Así lo dice la Biblia. Asumo lo que venga. El mensaje es a la paz, el apoyo al pueblo israelí. No estoy incitando a la violencia”. Más que una pelotudez o una estupidez o como quiera llamarlo usted, para mí el acto de Escalante es una BURLA hacia las miles de víctimas, sobre todo niños y mujeres, del genocidio provocado hacia la nación palestina. No hay justificación, si quieres glorificar a tu pueblo anda a un templo o a una sinagoga, o por último, mira las noticias, lee los periódicos on line o detente a googlear las imágenes del genocidio palestino. La vida hay que mirarla con ojos críticos, no complacientes, y hay que tener claridad de pensamiento antes de actuar.

11-. UN PASQUÍN Y UNA FLOR DE ORO.

En este punto quisiera apartarme del fútbol y del deporte en general. Estamos viviendo acontecimientos dramáticos en relación a la realidad sanitaria de nuestro país. Cada día, la cantidad de personas que han contraído el COVID-19 aumenta en forma exponencial, de a 8.000 a casi 10.000 infectados por día; la cantidad de muertes se acerca lentamente a las 200 personas por día, estamos encerrados, atemorizados, neuróticos, con la incertidumbre de no saber que pasará mañana. Somos víctimas de un sistema que desconoce la realidad de las personas, que no comprende como se desenvuelve diariamente, y que pone oídos sordos ante la realidad científica y las orientaciones médicas. La soberbia del Poder Ejecutivo y su entorno, y la irresponsabilidad en muchas de sus decisiones nos tienen al borde de un colapso. Hospitales abarrotados, ausencia de camas clínicas, miles de familias que no pueden despedirse de sus seres queridos que partieron al otro mundo. Pandemia y Cuarentena parecen ser las palabras puestas en la entrada del Hades.

Hace unos días, sin embargo, un pasquín de circulación nacional premió con el Copihue de Oro, como Personaje del Año, a la Dra. Paula Daza, Subsecretaria de Salud. Premio que causó incredulidad, escozor y rabia en miles de personas, forofos y miembros de las redes sociales. No tengo nada en contra de la Doctora Daza, la encuentro una mujer decente, capaz y responsable, que se esfuerza por entregar respuestas e información ante las inquietudes de la gente; pienso que hasta abusan de ella en cuanto a que debe responder a casi todos los requerimientos, que el Ministro de Salud, Enrique París, y otros personeros no pueden entregar. Pero la Doctora Daza es uno de los rostros de un sistema que colapsó, de un programa de salud que no dio abasto o no supo responder ante las emergencias de una Pandemia, y de un Gobierno que no supo enfrentar las vicisitudes de una verdadera catástrofe, tomando en alguna oportunidad decisiones lamentables, como las de las Vacaciones de Febrero.

Tal vez la Doctora Daza se hubiese merecido aquel premio, pero no era el momento. Estamos camino a tener 40.000 muertes por covid, a tener hospitales llenos de pacientes contagiados por el maldito bicho, e iniciando un nuevo confinamiento por culpa de pelotudos irresponsables que no se cuidan y no se cuidaron. Y aún falta vacunar a los niños y niñas. Quizás el momento para premiarla hubiese sido cuando la Pandemia hubiese amainado y que el sistema de vacunación hubiese tenido éxito. Faltó prudencia, sensatez e inteligencia entre las personas que le otorgaron aquel premio. Dejaron mal parada a la Subsecretaria y quedaron mal parados ellos, recibiendo la crítica y el oprobio de la gente, sobre todo, de los familiares de las, hasta ahora, 38.000 víctimas del maligno Covid-19. Estamos en el peor momento, pero no lo supieron entender.

FUENTES.

https://www.eldinamo.cl/deportes/2019/08/19/video-moja-la-cancha-insaurralde-insulto-a-funcionario-de-colo-colo-en-pleno-partido/

https://www.biobiochile.cl/noticias/deportes/futbol/universidad-catolica/2021/01/22/chapa-fuenzalida-revelo-que-busco-a-nicolas-castillo-tras-criticas-del-delantero-no-me-respondio.shtml

https://sentimientopopular.cl/2021/05/02/el-motivador-mensaje-de-claudio-bravo-a-los-juveniles-albos/

https://www.encancha.cl/futbol-chileno/colo-colo/2021/5/10/johnny-herrera-enfurecio-hinchas-de-colo-colo-con-polemica-declaracion-sobre-penal-no-cobrado-ante-palestino-96052.html

https://www.theclinic.cl/2016/02/13/la-bacanal-de-los-jugadores-de-cobreloa-que-termino-con-uno-de-ellos-orinando-un-auto-de-pacos/

https://www.diarioconcepcion.cl/deportes/2021/06/11/la-fiesta-no-termino-bien-dos-menos-en-la-casa-morada.html

– Juan Cristóbal Guarello: “Salió cara la semana loca de Vidal y él lo sabe, lo sabe Lasarte, lo sabe el camarín”. https://chile.as.com/chile/2021/06/10/tikitakas/1623327610_099719.html

https://www.adnradio.cl/la-roja/2021/06/08/cecilia-perez-por-arturo-vidal-tuvo-una-falta-de-prudencia-y-responsabilidad.html

– Polémica nacional: seleccionados peruanos apoyan candidatura de Keiko Fujimori. https://peru.as.com/peru/2021/05/18/futbol/1621289767_610934.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Rayo_Vallecano_de_Madrid

Con pañuelo incluido: El aplaudido homenaje de Palestino a las víctimas de Jerusalén (chvnoticias.cl)

https://eldiariosantiago.cl/2021/05/21/david-escalante-tras-su-lamentable-apoyo-a-israel-asumo-lo-que-venga/

Usuarios critican premio a Paula Daza en los Copihue de Oro en medio del peor momento de la pandemia | TV y Espectáculo | BioBioChile