Por Rodrigo Molina (@Rodmol7).

“Ben, tú siempre estás corriendo aquí y allá,

Sientes que no te quieren en ningún lugar.

Si alguna vez miras hacia atrás,

Y no te gusta lo que encuentras,

Hay algo que deberías saber,

Tú tienes un lugar donde ir”

 

En el año 1973, en los albores de su ilustre e inolvidable carrera musical, y cuando solo tenía 13 años, Michael Jackson, el artista más grande que ha tenido la música pop en toda su historia, cantaba un tema titulado “Ben”. Una canción dedicada nada más y nada menos que a su mascota, un ratoncito. La moraleja o la idea central de aquel tema es el valor que un ser humano debe percibir acerca de lo importante que es otro ser vivo para su vida, un compañero, un amigo, incluso aceptarlo como parte de su entorno familiar. Ben no solo era la mascota de Michael, sino su mejor amigo, y con quien deseaba caminar juntos por un mundo complicado y que, como si fuese una profecía, en algunos momentos los rechazaría y les daría vuelta la espalda. Aceptar a Ben es, por consiguiente, abrir las puertas de una esperanza por vivir la vida con una mirada alegre y optimista.

Casi cincuenta años más tarde, otro Ben, un ser humano, un deportista, nos hacía sonreír y darnos un instante de esperanza, con su aura mezclada de alegría, simpatía y humildad. Un futbolista, mitad chileno, mitad inglés, de nombre BEN BRERETON.

Pero ¿quién es Ben Brereton?

Desde la época de Jorge Sampaoli, ha sido una especie de placer culpable la necesidad de buscar futbolistas en el mundo que tengan raíces chilenas. Recuerdo los casos de Mauro Zárate, delantero argentino con ascendencia chilena por parte de sus bisabuelos, quien por el 2015 jugaba en el West Ham. Sin embargo, Zárate rechazó la invitación de Sampaoli aduciendo que tenía la esperanza de vestir la albiceleste de su selección argentina. Hoy en día, Zárate es el jugador más odiado de la Nación Trasandina, debido a la famosa “traición” de dejar botado a Vélez Sarsfield, su club de origen, para irse a Boca Juniors, dejando tirados a sus hinchas y dirigentes, además de expresar ciertas actitudes que lo han llevado a enfrentarse con su propia familia y a ser declarado “persona non grata” por el cuadro del barrio de Liniers.

Otros casos de futbolistas con ascendencia chilena fueron los de Leonardo Ulloa, quien también recibió la invitación de Sampaoli para vestir la Roja de Todos. En el 2015, Ulloa vestía la casaquilla del Leicester (con quien sería campeón años más tarde), y hoy en día acaba de ascender a la Primera División de España con el Rayo Vallecano. Igualmente está el caso de los hermanos Rodríguez, Ricardo, Roberto y Francisco, hijos de madre chilena. El primero, Ricardo, es actualmente parte del seleccionado nacional de Suiza, siendo titular habitual en el cuadro helvético y con una gran carrera que lo llevó a jugar incluso por el AC Milán. A pesar de su deseo de jugar por Chile, Sampaoli nunca lo consideró, ya que prefería contar con su hermano Francisco, quien también declinó la oferta del “Pelado”, y al igual que su hermano, vistió la Roja, pero la de Suiza.

Fundamentalmente, la necesidad de los sucesivos cuerpos técnicos del seleccionado nacional, es contar con un hombre de ataque que sea parte de un tridente ofensivo junto con Alexis Sánchez y Eduardo Vargas, todo esto ante el escaso aporte que ofrecieron centrodelanteros como Mauricio Pinilla, Junior Fernandes, Ángelo Henríquez y Nicolás Castillo, las pocas expectativas que sembraron delanteros con ascendencia chilena como Gustavo Canales o Niklas Castro, y la avanzada edad del goleador Esteban Paredes. Y desde la nada, surgió este año el nombre de un delantero inglés, hijo de madre chilena, militante del Blackburn Rovers, quien acaba de ascender a la English Football League Championship (especie de Primera B inglesa, donde fue Campeón el Leeds United de Bielsa en el 2020). El nombre de Ben Brereton causaba una mezcla de inquietud y curiosidad entre periodistas y forofos por conocer cual sería su aporte futbolístico en la Roja.

Brereton tiene su trayectoria. Nació futbolísticamente en el Stoke City, pasando por el Nottingham Forest hasta arribar a su actual club, el Blackburn. Ha jugado un total de 145 partidos, marcando 18 goles. Fue miembro de los seleccionados nacionales sub 19 y sub 20 de Inglaterra, jugando con el cuadro de la “Rosa” un total de 19 partidos y marcando 5 goles. Sin embargo, gracias a la influencia directa de su madre, Brereton decidió aceptar la convocatoria realizada por Martín Lasarte en Mayo de este año para jugar los compromisos ante Argentina y Bolivia por las Clasificatorias rumbo a Qatar 2022, y para jugar la Copa América en Brasil.

Ben no tiene el aspecto fibroso y atlético que muestran otros delanteros nacionales. Su aspecto alto, velludo, fornido y maceteado le da ante los ojos de la hinchada chilena una característica atractiva de hombre bonachón, una especie de Thor, el Dios nórdico de Asgard. Tal vez, y citando la mitología germana, no posea la sabiduría de su padre Odín o la astucia, sagacidad y arrogancia maquiavélica de su hermano Loki, pero Thor posee otras virtudes y cualidades, resaltando su pasión, su valentía y su espíritu guerrero. Puede lucir algo torpe, pero el Dios del Trueno era capaz de derribar mundos con la fuerza de su martillo. ¿Acaso Brereton no muestra en el campo de juego esa pasión, esa valentía y ese espíritu?

El programa “Los Tenores”, de Radio ADN, realizó una descripción, de forma acertada, las condiciones de Brereton como futbolista. El periodista Danilo Díaz señaló: “es un jugador formado, tiene las condiciones naturales para jugar como centrodelantero, tiene conocimiento del juego, conoce la mecánica. Es un jugador de academia, le corrigieron los movimientos y le enseñaron a jugar fútbol”. Por su parte, el periodista Juan Cristóbal Guarello opinaba sobre Ben lo siguiente: “Se nota que es un jugador con mecanización distinta, se nota que es un jugador trabajado con lo que él tiene porque no es un tipo extremadamente técnico; tiene velocidad, pero no es el más rápido; tiene potencia, pero no es el más potente, y sus movimientos en el campo están siempre en función al equipo. Como buen delantero, tiene momentos de egoísmo, pero lo importante es que ha ayudado a levantar el nivel de Eduardo Vargas, lo ha sabido acompañar y liberarle los espacios. El equipo va a ganar mucho en cuanto a mecanización con Brereton, sobre todo cuando vuelva Alexis Sánchez. Está tan bien trabajado en inferiores, que en estos Lares marca diferencias”.

Existió mucha expectativa por presenciar el debut de Ben en la selección chilena. Este debut llegó en el minuto 77 del partido ante Argentina, reemplazando a Eduardo Vargas. Su rendimiento, a pesar de los pocos minutos, fue agradable ante la vista de hinchas y especialistas, resaltando un par de desbordes y enganches hechos con rapidez y habilidad, pero que no encontraron respuesta en un cansado Jean Meneses ni en un lesionado Carlos Palacios. La “marea roja” comenzaba a pedir la titularidad del “Inglés” en el once inicial ante Bolivia, petitorio que encontró positiva respuesta en el disciplinado Martín Lasarte.

El gol que Ben marcó ante Bolivia en los 9’ del primer tiempo, tras un pase profundo de Arturo Vidal y una cesión previa del Edu Vargas, carrerón para superar en velocidad a los centrales altiplánicos y disparo seco y rasante para vulnerar la resistencia de Lampe, debió haber sido uno de los goles más gritados por la hinchada chilena y uno de los más festejados por la oncena nacional en mucho tiempo. Aquella conquista significaba dejar atrás los sinsabores que dejaba el recuerdo de una eliminación a un Mundial (Rusia 2018) y los sinsabores de la fracasada expedición de Reinaldo Rueda, y a la vez, la posibilidad de este grupo de futbolistas volviera a unirse en pos de brindarnos “El Último Baile”, rememorando la exitosa serie de Netflix sobre el último Campeonato de Michael Jordan y sus Chicago Bulls, con la posible clasificación al Mundial de Qatar. Brereton pudo haber anotado otro gol en aquella tarde mágica, pero nuestro “querido” Carlos Lampe lo impidió.

¿Por qué Ben Brereton ha encajado tan bien en el Seleccionado Nacional? ¿Por qué su presencia provoca agrado y aceptación en nuestros hinchas?

Primero, su humildad. Ben no tiene el ego de Pinilla ni es un pelotudo como Nico Castillo. Su formación personal le permite comprender que él es parte de un colectivo, y que su labor en la cancha debe estar siempre al servicio de su equipo y de las necesidades de sus compañeros. Segundo, su simpatía. Brereton, a pesar de no poder expresarse convenientemente en nuestro idioma, ha logrado, con esa mezcla de alegría y sencillez, encajar positivamente en el grupo, y desarrolla actividades que son gratas, como cantar, decir algunos chilenismos que causan risa por su marcado acento inglés, por su respeto a nuestro himno nacional al ponerse la mano en el corazón, por su habitual sonrisa, entre otros. Importante ha sido la presencia de uno de los líderes del camarín, como lo es Mauricio Isla, un conciliador por excelencia, un líder positivo, y un nexo que acerca a los jugadores nuevos con los de la vieja camada, los exitosos, como un puente sólido y seguro al cruzar. Tercero, su espíritu guerrero. Ben mostró valentía y coraje para enfrentarse a defensores con mucha más experiencia que él, en pos de desarrollar en la cancha su labor futbolística y su importancia táctica.

Ante Uruguay no le tembló el cuerpo para enfrentarse a dos verdaderos colosos como son Diego Godín y José María Giménez, y aunque no se procuró ocasiones de gol supo aportar en lo ofensivo desbordando desde las bandas hacia el centro, abriéndole espacios que supo aprovechar con su gol el Edu Vargas. Lamentablemente, ante Paraguay su rendimiento decayó, sucumbiendo ante la riqueza defensiva y la aplicación táctica de los guaraníes, pero mientras sus compañeros realizaban un pésimo partido, el Inglés se la jugaba en forma personal, careciendo de la habilidad necesaria para superar a los aplicados defensores rivales.

No faltaron los termocéfalos y los imbéciles que insultaron o tildaron de mal jugador a Ben por lo realizado ante Paraguay. Bueno, sabemos como es el chileno en su costumbre, muy poca memoria, mucha “capacidad” de juicio sin razonamiento, en toda índole, no solo en el entorno futbolero. Creo en lo personal, que la formación humana de Brereton, proveniente de una realidad de un país realmente desarrollado, evitará darle importancia a comentarios nefastos y con el sustento de la frustración. Solo Lasarte decidirá si será parte del once inicial chileno en Cuartos de Final, muy probablemente ante Brasil.

La presencia de Ben Brereton en la Selección Chilena es como el triunfo del Personaje Secundario en una expresión artística, como en aquella recordada película del 2004 llamada “Troya”, con Brad Pitt (“Aquiles”)  como protagonista, donde el personaje de Rose Byrne (“Briseida”, la enamorada de Aquiles) brilló con luces propias y opacó la actuación de la protagonista de la película, Diane Kruger, quien interpretaba a “Helena”. Ben es el personaje secundario que brilla con luces propias en esta película llamada “Selección Chilena”, y lo hace con armas nobles y sencillas dentro de un escenario cada vez más complejo y exigente en lo técnico, en lo físico, en lo táctico y en lo futbolístico, en medio de unos espectadores cada día más críticos, con o sin fundamento, con o sin conocimiento.

Es de esperar que su futuro esté en la Premier League Inglesa, donde su nombre aparece nada menos que en el Leeds United, donde su crecimiento futbolístico seguramente será ampliamente enriquecido, de la mano de un gran maestro como Don Marcelo Bielsa. Porque Ben es un diamante en bruto, y que mejor que un genio para que realice en él una verdadera obra de arte.

Ben Brereton, el futbolista, el ser humano. Una perspectiva sobre este nuevo personaje de la historia del fútbol. Sin duda alguna, el amigo de todos.

“Ellos no te ven como yo lo hago,

Desearía que lo intentaran,

Estoy seguro de que ellos lo pensarían de nuevo,

Si tuvieran un amigo como Ben”.

FUENTES.

www.tntsports.cl

es.wikipedia.org

Diario Las Últimas Noticias. Edición del sábado 19 de junio de 2021.

ADN Radio Chile. Programa “Los Tenores”. Jueves 24 de Junio de 2021. https://www.youtube.com/watch?v=NyBaZXCtM3Q

Michael Jackson, “Ben”. Canción subtitulada al español. https://www.youtube.com/watch?v=3iWiKOcB1t4