martes, septiembre 22, 2020

La opinión del hincha azulgrana, por Jano Nahuel (@janonahuel).

Escenario difícil el que tenía por delante Iberia este sábado en su visita a tierra colchagüina. Al frente, un cuadro duro y con “profe” nuevo en la banca (dicen que técnico que debuta, gana). A eso, súmele el calor arreciando furioso y tendrá la idea perfecta de lo que fue este encuentro.

Justa de dientes apretados por parte de los 22 guerreros, de balones peleados en cada sector de la cancha, equipos con hambre de triunfo sin lugar a dudas. El local, tratando de demostrar que el cambio de entrenador y ciudad no afectaba su juego, e Iberia por su parte, intentando ratificar el alza progresiva en el juego y el buen partido realizado la fecha anterior frente a Cobreloa.

Los goles llegaron en la primera mitad, obra de Joaquín Aguilera para nuestra azulgrana y de Gastón Corado para el “Uni Uni”. Dianas que sellaron el encuentro y que finalmente hicieron que los sanfelipeños, “los locales”, se retiraran lamentando la repartida de puntos.

El empate fue el resultado más justo dado el trámite de la gresca. Se vio a equipos aguerridos que no se dan ventaja y que buscan ambiciosamente ser parte de la liguilla final.

Detalles a no pasar por alto. Cómo no destacarlo, Franco Cabrera cumplió más de 400 minutos sin recibir goles en su arco. Humildemente grande como siempre, el “Gato” compartió el crédito con el trabajo de equipo. Si hay algo que hemos alabado de este equipo, es la solidez en defensa desde que se pasó a jugar con línea de tres. Sin embargo, la estadística ratifica el gran nivel de Franco, que se yergue como uno de los mejores del torneo y -por qué no decirlo- de la división completa.

Otro punto a destacar es el debut goleador de Joaquín Aguilera, que confirma la confianza y el buen ojo de Nelson Soto por incorporarlo al primer equipo. También refleja el excelente trabajo de divisiones menores iberianas, pues la regla de los juveniles ha sido un aporte más que un problema para el equipo, con jugadores que a pesar de la juventud, muestran bastante más que garra en la cancha. Es el orgullo de vestir la azulgrana.

Para finalizar, cabe mencionar la rareza de jugar en la región de O´Higgins. Otra de las tantas cosas incomprensibles de nuestro fútbol criollo. El cuadro rojiblanco cambió su localía a la ciudad de San Fernando, ubicada a más de 200 kilómetros de San Felipe (dos regiones de por medio), debido a que el estadio de la ciudad donde hace de dueño de casa se utilizó para un evento no deportivo (N. de la R.: Festival Palmenia Pizarro).

¡Sí, amigos! A mi también se me vino a la cabeza de inmediato el problema que hemos tenido con nuestra cancha, donde las autoridades angelinas han realizado eventos no deportivos que han dejado en paupérrimas condiciones el pasto del Municipal. No contento con ello, esta semana se han programado otros espectáculos masivos que nada tienen que ver con deporte. Como hincha(s), la crítica no es que se realicen estas actividades. Al contrario: aplaudimos estas medidas y creemos que son tremendamente necesarias, pero ¿no sería mejor buscar recintos mucho más acordes para ello? O por último, tomar todos los resguardos necesarios para cuidar lo poco que tenemos, una cancha que cuesta mantener y que por cada evento realizado se ha convertido en un penoso espectáculo. Si no creen, vean las imágenes del Canal del Fútbol en el partido contra los loínos y díganme que no les da vergüenza.

Por el momento, a preparar el partido contra Rangers, a mejorar los puntos bajos del fin de semana y reforzar lo positivo para estabilizar esta alza en el juego. Espero que seamos locales contra los talquinos en nuestro estadio y regresemos a la senda del triunfo. Ganas no faltan, ambición tampoco.

¡Vamos por más! A seguir sumando.

 

Foto: @UnionSanFelipe