jueves, septiembre 24, 2020

Siete clubes de la división hicieron un reclamo formal a la ANFP para revisar la situación del cuadro azulgrana, que tendría serias irregularidades financieras.

Esta semana se hizo efectiva una denuncia en contra de Iberia, en la que participa la mitad de la división. Es decir, siete instituciones llegaron a un acuerdo para pedir sanciones en contra del equipo de Los Ángeles.

Estos clubes son los siguientes: Deportes Copiapó, Deportes La Serena, Coquimbo Unido, Santiago Morning, Barnechea, Deportes Concepción y Unión San Felipe.

En detalle, la carta enviada al ente rector del fútbol chileno contiene once puntos, argumentos más que evidentes -de acuerdo a la postura de ellos- para desafiliar a Iberia y aplicar el descenso a Segunda División Profesional.

Uno de estos apartados señala que el cuadro de Los Ángeles, en condición de participante en Primera B, tuvo un plazo más que suficiente para pagar su cuota de incorporación. Esto es, desde el 14 de julio de 2014 al 13 de julio del año pasado.

Sin embargo, esto no se habría cumplido y los clubes involucrados acusan a la dirigencia de Deportes Iberia de “ocultar” esta irregularidad mediante el pago de un cheque, con fecha al 31 de diciembre de 2015. Este método de pago, según cuenta el comunicado, fue rechazado por falta de fondos.

Por esta razón, se argumenta que los iberianos estarían actuando fuera de las bases, reglamento y normas en general, de acuerdo al Consejo de Presidentes realizado el 2 de abril del 2015, donde se especifica que la cuota de incorpración debía ser “al contado”.

De forma textual, los siete clubes que reclaman una resolución de la ANFP finalizan la carta con dos puntos que pueden ser decisivos en la categoría:

“A) El Club DEPORTES IBERIA ha incumplido las disposiciones vigentes que permiten su participación en la primera B, y;

B) Al no cumplir tales requisitos y debido a los incumplimientos descritos y que son de conocimiento del Directorio y del Consejo de Presidentes de la ANFP debe en consecuencia descender a la segunda división profesional.”

Si bien Deportes Iberia emitió un comunicado hace unas semanas para aclarar esta situación, ahora son siete clubes que niegan tener claridad sobre el presente financiero del equipo donde Carlos Heller fue propietario.  

 

Foto: deportesiberia.cl