lunes, octubre 14, 2019

La opinión del hincha acerero, por Richard Vidal Vergara (@richardvidal).

Recuerdo cuando don Victoriano Cerda era un activo usuario de Twitter. En ese tiempo, señaló en uno de los tantos “diálogos virtuales” que este semestre era donde Huachipato mostraría todo su potencial. Las primeras 5 fechas daban para ilusionarse que así sería. No obstante, en las últimas jornadas hemos caído a un pozo del cual ha costado mucho salir.

Por cierto, se pueden dar múltiples razones para esta coyuntura, como el mal rendimiento de algunos jugadores, los constantes cambios de formaciones de Ponce, los errores arbitrales, etc. Sin embargo, creo que la principal razón de esta baja de rendimiento es la pérdida de foco de algunos jugadores y de principalmente nuestro entrenador: Miguel Ponce.

Con asombro, leí unas declaraciones del “Chueco” en el portal AS Chile el 11 de marzo, en donde mencionó que se sentía preparado para dirigir a un grande, especialmente la UC, “porque son cosas que a uno lo desafían, o seguir en Huachipato” justo en la semana que Mario Salas venía cuestionado por la derrota en el Monumental.

El solo hecho de pensar en candidatearse para otro equipo, cuando aún no has logrado ni un objetivo –estamos a 6 puntos del último que desciende- es perder el foco de lo que quieres lograr. Por tanto, si un periodista te quiere hacer “pisar el palito” con una pregunta, lo normal es pensar bien la respuesta, ya que ésta la leerán jugadores e hinchas del cuadro acerero.

En esa misma entrevista, Ponce indicó: “Si hay algo que me gratifica es que la gente entienda a qué juegas”. Acá casi me caigo de espaldas, ya que con tanto cambio de formación y de esquema, no entiendo a qué quiere jugar el ex seleccionado nacional. Por ende, no creo que los jugadores estén claros en este aspecto.

Algo parecido ocurrió con nuestra figura, Rómulo Otero. Después de sus grandes actuaciones, Otero fue requerido por el mismo medio y dijo: “Sería lindo jugar en Colo Colo”. No puede el crack venezolano cometer ese tipo de errores si aún no cumple ni un objetivo con Huachipato. Incluso después de esta entrevista se hizo expulsar de forma infantil. Por lo visto, también está fuera de foco el “Escorpión”.

Contra O’Higgins, hubo un error mayúsculo arbitral que nos privó de partir ganando ese pleito. Pero eso no quita que no se están creando muchas situaciones de gol. El equipo corre mucho y mejoró lo mostrado frente a San Marcos de Arica. Sin embargo, no es capaz de plasmar ese dominio en goles.

Se viene un partido importantísimo frente a San Luis, en donde podemos asegurar prácticamente el primer objetivo de la temporada, el cual es la permanencia. No quiero ni pensar en una posible derrota, porque esto implicaría serio riesgo para el equipo metalúrgico, en relación al difícil calendario que se avecina.

¡Adelante, a triunfar!

Foto: latercera.com