jueves, septiembre 24, 2020

Los piratas fueron gitanos no presenciales durante una semana, pasando en el papel por varios recintos, hasta que se involucró la política.

La teleserie más caótica del último tiempo se vivió desde la semana pasada hasta ahora en la ciudad puerto. Apenas culminó el duelo empatado a cero contra Iberia de Los Ángeles, el estadio Francisco Sánchez Rumoroso estuvo en la palestra como recinto de discordia. ¿La razón? El concierto que realizará el grupo MANÁ este viernes en el bi-mundialista. La productora a cargo del evento solicitó el coloso de El Llano hasta entregarlo el domingo por la noche. O sea, el elenco aurinegro debía buscar otro escenario para enfrentar el trascendental cotejo ante el súper líder de la Primera B.

Antes de viajar hacia Caldera, los piratas supieron que Estadio Seguro y Carabineros negaron la chance que existía de jugar en el Estadio La Pampilla de Coquimbo. El pleito saldría de la comuna sí o sí. Se especuló que la negativa de La Portada era rotunda y nada haría pensar en siquiera una posibilidad de que se arrendara a puertas cerradas. Como Punitaqui y su estadio solo tienen un aforo de mil espectadores, ahora la historia se escribiría fuera del límite regional.

En primera instancia se comentaba la factibilidad de jugar en el estadio Santiago Bueras de Maipú, en la Región Metropolitana, con todo el gasto que ello implicaría, además de la reorganización y coordinación que se debe hacer para albergar un cotejo a más de 5 horas de su localidad. No hubo buena aceptación ni mucho menos autorizaciones. A buscar otro césped que recibiera a coquimbanos y pijes.

Como segunda opción en Santiago, estaba el estadio La Pintana, el cual ya albergó un clásico de la Cuarta Región. El sitio web de la ANFP ya había hasta publicado que el partido se jugaría en este recinto, pero otra vez se canceló esta chance. La misma entidad regidora del fútbol nacional, les otorgaba a los organizadores del espectáculo (Coquimbo Unido), la posibilidad de realizarlo en el Elías Figueroa de Valparaíso. Nada de ello se concretó.

¿Qué seguía? Pues volver a la carga por La Portada. Pero recabando información, nos enteramos de que ni siquiera habían hablado con el alcalde de La Serena, Roberto Jacob. El edil a cargo del recinto papayero, junto con el municipio, decidieron decirles que sí al apoyo que pretendía la entidad porteña en este complejo momento que vive. Al final, Jacob confirmó antes que en cualquier medio, en los micrófonos de Hora Deportiva de Radio América que “se juega en La Serena, con un aforo máximo de 2.500 personas. Se venderán entradas de tribuna y marquesina, para realizar un filtro. En este aforo están incluidos los que vienen de Temuco”.

MOVIMIENTOS POLÍTICOS PARA PODER JUGAR
Nadie había solicitado reunirse con él, ya que está de vacaciones y en búsqueda del vestido de novia más lindo que puedan encontrar para que su hija, Daniela, se case prontamente. Tras algunas gestiones del club aurinegro, el alcalde de la ciudad colonial recibió a los dirigentes de la Sociedad Anónima, reafirmando este arriendo con todas las garantías que requiere el municipio para facilitar las instalaciones pagadas. Pero no quedó solo allí, puesto que en un comunicado del Facebook oficial de la Corporación de la institución pirata, se nombró a dos políticos en particular: Juan Alcayaga y Ernesto Velasco, concejal de Coquimbo y presidente del PRSD respectivamente.

¿Qué tienen que ver ellos en la teleserie? Vamos por parte. Cristián Marín es el presidente de la Corporación, y él le pidió a un director de este estamento del club coquimbano si podía hacer algo para que el duelo se jugara en la zona, a pesar de todos los inconvenientes previos. Este director es Ricardo Ledezma. El popular “Vitaly” es un activo protagonista en el ámbito social en la comuna, pero que no se abanderiza por ningún sector político, aunque tiene contacto con muchos personeros de diferentes partidos, debido a su rol como dirigente en 6 instituciones sociales. Él, junto a otro director, gestionaron con su red de influencias un acercamiento con el alcalde Jacob. Marcelo López es el directivo del cual hablamos, quien trabaja con Juan Alcayaga, y se contactó con Ernesto Velasco para que les echara una mano.

Así fue no más, debido a que tras el llamado del máximo representante del partido de centro-izquierda, el edil serenense estuvo dispuesto a recibir a los dirigentes coquimbanos. Roberto Jacob los recibió en su propia casa, llegando al acuerdo de arrendamiento con el presidente de la Sociedad Anónima porteña, Fernando Sánchez, el presidente de la Comisión Fútbol, Claudio Contador, y el gerente de operaciones, Eduardo Medina. Estos 3 directivos de la SA se fotografiaron con Jacob y aquella instantánea se publicó junto al comunicado de este acuerdo en el Facebook oficial de Coquimbo Unido. Pero a esa cita, también llegó López junto a Ledezma, quienes evidentemente no aparecieron en esta captura.

Con esta novela, queda claro que ambos grupos de accionistas y administradores de la institución han gestionado de manera funesta y aciaga el tema “estadio versus Temuco”. La nefasta situación que culminó con una visita domiciliaria a un alcalde en vacaciones por no haber previsto el inconveniente (no imponderable, pues se sabía con mucha antelación lo del concierto en el Sánchez Rumoroso), refleja a ciencia cierta el mal momento que vive Coquimbo Unido, club que a pesar de todo, absolutamente todo, mantiene el respaldo y apoyo de la incondicional hinchada. Los fanáticos coquimbanos no claudican en su afán por ver al barbón salir de la posición de descenso, organizando otra caravana familiar y un banderazo para hacerles sentir a los jugadores y cuerpo técnico que solo unidos se sobrepondrán a la adversidad. Ahora solo queda esperar por el encuentro, programado (hasta que la ANFP confirme esto o alguna nueva modificación) para este sábado a las 17:00 horas en La Portada.

PERO….

Al mediodía del Miércoles, se modificó nuevamente el escenario del partido, Francisco Delgado, gerente de Deportes Temuco ratifico al programa UFRO Deportes que el duelo entre piratas y araucanos, se jugará en el Estadio Elías Figueroa  de Valparaíso a las 5 de la tarde del sábado, el partido solo contaría con la presencia en las tribunas de dirigentes y prensa acreditada.

NOTICIA EN DESARROLLO…