sábado, septiembre 19, 2020

El cuadro canario se quedó con el Clásico 119 ante Unión La Calera con un verdadero espectáculo durante el primer tiempo.

San Luis de Quillota logró una importante victoria ante su archirrival, Unión La Calera, por un marcador de 3 a 1 que pudo ser aún mayor. Se disputó este encuentro en el Lucio Fariña Fernández ante 3.350 personas controladas, todas simpatizantes del elenco amarillo por disposición del club.

Fue un primer tiempo donde los quillotanos simplemente pasaron por arriba de los cementeros. Ya a los 4 minutos, un arranque de Boris Sagredo por izquierda le permitió rematar a puerta, pero Lucas Giovini estuvo soberbio para enviarla al tiro de esquina.

Luego, a los 14′, Leandro Gastón Sirino intentó definir desde una posición muy parecida, pero el balón se fue apenas desviado. A estas alturas, el «Canario» merecía con largueza la apertura del marcador.

Hubo un cambio en San Luis que fue clave, aunque haya sido por un accidente. Marco Estrada tuvo que abandonar el campo por lesión (20′) y lo reemplazó Arnaldo González, quien tuvo directa influencia en el triunfo sanluisino.

Dos minutos después, un gran pase de Sirino habilitó a Jaime Grondona, quien mandó un remate fortísimo y cruzado que dejó sin opción a Giovini. Llegó el 1-0 y cierta tranquilidad para los dirigidos por Miguel «Cheíto» Ramírez.

No encontraba las respuestas Calera, así que comenzaron a poner pierna fuerte. En una de estas faltas reiteradas, le quedó un tiro libre a Giménez, quien la clavó al palo izquierdo de Giovini (27′) y puso el 2-0 con un verdadero golazo.

Quedaba la guinda de la torta para coronar un notable primer tiempo quillotano. Antes, hubo una dura infracción de Diego Oyarzún a Guillermo Pacheco que pudo ser perfectamente tarjeta roja, pero Polic no lo consideró así y le mostró amarilla. Se cobra la falta, combinan Giménez y Sirino, y el uruguayo la clava al ángulo derecho con una perfecta definición a la entrada del área rival. Con baile incluido, San Luis pudo aumentar las cifras y se retiró victorioso a camarines para el descanso.

En el segundo tiempo, solo queda destacar el descuento calerano a través de Matías Arrúa (72′), además de una soberbia intervención de Fernando De Paul cuando parecía que Ezequiel Michelli convertía un segundo descuento. No pasó a mayores y San Luis festeja la obtención de tres puntos valiosos, tan necesarios como el aire para dar vida a una ilusión que parecía lejana: permanecer en Primera División.

El próximo desafío canario es duro, ya que debe viajar a Rancagua para enfrentar a O’Higgins. Por otra parte, Unión La Calera tiene la misión de recuperarse rápido y tiene la opción de hacerlo de local, ante una alicaída Universidad de Concepción. Además, ambos equipos de la Quinta región estarán pendientes de lo que pase entre San Marcos de Arica y Deportes Iquique, otros dos cuadros que los persigue el fantasma de la B.

 

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl