lunes, septiembre 21, 2020

Los dirigidos por Erwin Durán mostraron, durante todo este semestre, un planteamiento de juego a la altura de la división, permitiendo así clasificar a la post temporada en busca de su segundo ascenso consecutivo.

5.420 espectadores controlados fueron partícipes de una jornada muy fría en el Estadio Bicentenario Chinquihue, el cual presentaba a un cuadro local con la obligación de ganar si es que quería depender de sí mismo para ser parte de la liguilla. Por otro lado, un Curicó ya metido en post temporada como primer cabeza de serie, mostraba una nómina con varias novedades.

El encuentro comenzó muy trabado, con un Puerto Montt más decidido a buscar la apertura del marcador. Viendo, en los primeros minutos, más acción por la banda derecha, donde Jefferson Castillo y Jorge Romo lograban probar las manos del portero Santelices sin éxito.

La alegría no tardaría en llegar, y sería por la misma banda donde se presionaba. Centro por derecha de Romo, y es José Martínez, en el minuto 29 que, con potente cabezazo deja sin opción al meta tortero para la apertura del marcador.

De ahí en adelante iba a continuar un juego muy disputado en mitad de cancha, con pocas opciones en ambas porterías. Eso si el local mantenía una mayor posesión, sumado a un orden defensivo eficaz, lo que evitaba que el meta Pérez tenga mayor trabajo en la primera parte.

Comenzando el complemento, Curicó fue a por todas en busca del empate con el ingreso de Matías Reyes, pero los delfines mantuvieron solidez cuando tocaba defender, quedando así un juego muy equiparado, sin un claro favorito.

Camilo Ponce se volvía protagonista en la ofensiva curicana, generando más de un susto en el arco defendido por el capitán sureño, Sebastián Pérez. La más peligrosa que tuvo el delantero se dio casi al final del encuentro, cuando disparó con precisión a una esquina, pero Pérez, con la uña de dos dedos, pudo sacar al tiro de esquina, dejando a Puerto Montt aún con una mínima ventaja en el marcador.

Ventaja que iba a aumentar a los 87 minutos cuando el recién ingresado, Pablo Soto Solís, con un cabezazo muy preciso, dejara sin opción al meta Santelices para la fiesta total en el Chinquihue.

En el segundo minuto adicional, una falta dentro del área le dio a Camilo Ponce, desde los doce pasos, el descuento para la visita. Tanto que serviría para las estadísticas, ya que los tres puntos, finalmente, se quedaron en la Décima Región.

Un 2-1 que aseguró la clasificación directa a Puerto Montt de cara a la liguilla en busca del premio mayor: acompañar a Deportes Temuco a la máxima categoría del Fútbol Nacional la temporada 2016/2017.

Por ahora, el rival de la liguilla para los dirigidos por Luis Marcoleta es Rangers de Talca, su clásico rival regional. Mientras que los puertomontinos, tercer clasificado, se mide con Deportes Concepción. Situación que puede cambiar si es que el cuadro lila es desafiliado. Si llega a ocurrir, los torteros tendrán que jugar ante Iberia de Los Ángeles. Y Puerto Montt, contra los talquinos.

Fotografía: Juan Carlos Calisto