Con una notable producción en el primer tiempo, el cuadro viñamarino marcó diferencias ante una Universidad Católica sin el vértigo del pasado torneo.

Gracias a los tantos de Wilson Morelo y Nicolás Orellana, Everton logró quedarse con la victoria ante Universidad Católica por un estrecho 2 a 1, resultado que no concuerda con el trámite del encuentro. El descuento cruzado llegó debido a un inexistente penal cobrado por Piero Maza.

En la previa, muy buen ambiente en las gradas. Más de 11 mil espectadores, con un alto porcentaje de hinchas de la «franja» vieron en el Sausalito un encuentro de buen ritmo, donde Everton fue mucho más a lo largo del encuentro, especialmente durante el primer tiempo. Maximiliano Cerato se hizo un festín por su orilla, mientras que Wilson Morelo poco a poco comienza a marcar diferencias en Chile.

De hecho, fue el propio Morelo quien recibió un foul de Maripán dentro del área rival. Bien cobrado por Maza, correspondía la pena máxima. El artillero colombiano lo transformó en gol y a los 8 minutos Everton ya justificaba lo hecho en esos minutos.

La UC intentó sacudirse de esta desventaja y tuvo una buena opción en los pies de Santiago Silva, pero Eduardo Lobos -de buen cometido- impidió con su pie el grito de gol del «Tanque».

Everton aumentó su ventaja gracias a una gran jugada iniciada por «Maxi» Cerato, cuyo arranque por la orilla termina en los pies de Wilson Morelo, éste saca un centro y lo capitaliza Nicolás Orellana para poner el 2 a 0, que a estas alturas era más que merecido.

Pudieron ser dos goles más para el cuadro «Oro y Cielo». A los 24, Rodrigo Echeverría estrelló el balón en el tubo horizontal. Más adelante, cuando el reloj marcaba 35 minutos, Morelo quedó mano a mano con Cristopher Toselli, pero el seleccionado nacional fue mejor en el achique para evitar el tercero.

Para el descanso, Mario Salas dispuso dos cambios: Carlos Espinosa por un bajísimo Enzo Kalinski y el regreso de Roberto Gutiérrez para acompañar al «Tanque» Silva en ataque. El damnificado fue Fernando Cordero.

Hubo una mejora en el cuadro cruzado a raíz de estas sustituciones, especialmente en delantera. Se vio más activo a Silva, ya en compañía del «Pájaro» para hilvanar los ataques. En una de estas cargas, el juez Maza cobró un polémico penal al trasandino, quien cayó con un mínimo toque. El encargado de convertirlo fue Diego Buonanotte, quien disparó a la izquierda de Lobos y puso el suspenso en Viña del Mar.

En esta parte del partido, lo que más importaba en Everton era mantener la ventaja, así que en ocasiones se metía pierna fuerte y se provocaban fricciones. A causa de una de ellas, que involucró a Santiago Silva, el cruzado Cristián Álvarez fue expulsado desde el banco por reclamos.

Sobre el final, pudo llegar el empate de Católica, pero Eduardo Lobos metió un manotazo salvador y ayudó mucho a mantener el 2 a 1 con el que terminó el encuentro. Este resultado deja a Everton como uno de los punteros del Clausura.

Para la próxima fecha, el elenco viñamarino visitará a San Luis en Quillota, mientras que Universidad Católica volverá a la Quinta región. Esta vez, para enfrentar a Santiago Wanderers en Playa Ancha.

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl