martes, septiembre 22, 2020

Una baja en la cuota de incorporación, el límite de gastos y el regreso de la norma Sub-23 son parte del documento firmado esta semana entre el SIFUP y la ANFP.

Este lunes se reveló que el Sindicato de Futbolistas Profesionales, en conjunto con la ANFP, lograron un acuerdo para garantizar el futuro de la categoría.

Luego que el SIFUP no estuviera de acuerdo con la implementación de un límite de edad -23 años y hasta cuatro cupos por equipo a quienes superaran esa edad- a contar de julio próximo, surgieron reuniones con la Asociación Nacional de Futbol Profesional para cambiar una realidad que, tomando como referencia el torneo 2016-2017, afectaría a 170 futbolistas, quienes no cumplirían con los nuevos requisitos. Al final se llegó a un consenso que tuvo como resultado una nueva perspectiva para las próximas tres temporadas de la categoría de bronce del fútbol profesional.

Según lo publicado por el periodista Juan Antonio Torres, se puede apreciar el documento firmado entre la directiva del fútbol profesional encabezada por Arturo Salah y el órgano sindical dirigido por Gamadiel Garcia, cuyo pacto para el Torneo de Transición implica que se mantendrá la libertad para contratar jugadores sin importar su edad, tal como fue en el actual campeonato.

No obstante, esta situación se modificará de forma gradual a contar del 2018, con solo cuatro cupos para mayores de 25 años y en 2019,  apenas tres lugares para quienes superen los 23 años.

Otros puntos acordados son el limite de gastos mensuales de cada club, que no deberá superar los 10 millones de pesos. Además, se determinó la inclusión de un solo jugador extranjero por plantel y disminuyó la garantía que los ascendidos de Tercera División deben cancelar para ingresar al fútbol rentado. Es decir, de 50 millones de pesos pasó a 30 millones.

De esta forma, se espera que el fútbol de Segunda División pueda crecer, o al menos mantener su estatus de fútbol profesional por los próximos tres años.