Esta es la particular situación de Unión La Calera. Es el exclusivo líder del Torneo de Transición, pero no pueden celebrar del todo. La pésima campaña de la temporada anterior les está pasando la cuenta.

A pesar del esfuerzo final y del apoyo de su gente, el cuadro cementero apenas igualó de local 2-2 frente a Coquimbo Unido. Cortó una racha de cinco victorias consecutivas y quedó la sensación que la salvación aún está lejos.

En los primeros minutos, Calera desaprovechó un par de licencias entregadas por la defensa coquimbana. Malos pases hacia el portero Franco Cabrera, pero el “Gato” estuvo atento para apagar los incendios.

Más adelante, Coquimbo emparejó un poco el encuentro gracias a que sus centrales se afirmaron en el campo, pero también gracias al aporte de Iván Ledezma, su motor en el mediocampo.

De todas maneras, el cuadro de la Quinta región interior era más profundo en sus llegadas. A los 24′, Rafael Viotti enfrentó mano a mano a Cabrera, pero el guardameta pirata le adivinó la definición y se quedó con el duelo. Fue una de las más claras de este primer tiempo.

Sin embargo, el que abrió el marcador fue el visitante a los 42 minutos. Desde un tiro de esquina, ganó por alto Washington Torres y metió un cabezazo que dejó sin opción a Lucas Giovini. Era el 0-1 y se decretaba la sorpresa en el Lucio Fariña. De paso, le rompió el récord al arquero cementero, cuyo registro quedó en 566′ sin la valla batida.

Cuando nos íbamos al descanso, vino la mano del propio autor del gol y no hay dudas: es penal para Calera. Rafael Viotti lo convierte en gol y llega una igualdad que parecía más acorde al trámite del encuentro.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Iván Ledezma es derribado en el área grande y se cobra la pena máxima. El encargado es Camilo Melivilú y pone el 1-2 para la alegría del centenar de hinchas piratas que llegaron hasta Quillota.

Otra vez Calera estaba en desventaja, por lo que Víctor Rivero realizó dos cambios para cambiar el rumbo. Lo cierto es que Kevin Vásquez y, sobre todo, Lucas Fierro, fueron decisivos para lograr la igualdad.

Fue al minuto 62. Vino un centro por derecha, se eleva Lucas Fierro, pone el cabezazo y el balón se fue al vertical izquierdo de Cabrera para luego introducirse en la red. Quedaban al menos 30 minutos de ilusión para los más de 1.500 hinchas caleranos en el estadio.

A estas alturas, nadie estaba preocupado de lo que sucedía en La Portada. Los cementeros necesitaban ganar para dejar el último puesto del coeficiente y no se pudo. Entre Cabrera, una sólida defensa y un laborioso mediocampo lograron que Coquimbo rescate un buen empate como forastero.

Como balance final, Unión La Calera tiene 17 puntos y es el único puntero. No obstante, está en el fondo de la tabla acumulada con 0,98, a tres puntos de Puerto Montt. Por otra parte, Barnechea sorprendió a Cobresal y lo dejó penúltimo con 1,00.

¿Qué pasa si Calera gana este torneo, pero queda último en el promedio? No tenemos una respuesta. Revisamos los artículos 88 y 89 de las bases de Primera B. No hay nada que especifique esta situación. Cabe recordar que el ganador del Transición enfrentará a San Marcos de Arica en partidos de ida y vuelta (a menos que el “Santo” gane esta instancia). Una vez que haya un vencedor, habrá un duelo de promoción con el último del coeficiente en Primera División. Hoy mismo, es Santiago Wanderers.

Por ahora, los hinchas cementeros están como Rafa Gorgory (Los Simpson): felices y enojados.

Foto: Carlos Chussir / enelcamarin.cl